Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
ACTIVIDADES Y NOTICIAS
Publicado el 13 Julio 2015
Iglesia cusqueña celebra con alegría el nombramiento del nuevo Vicario General de la Arquidiócesis del Cusco

En Solemne Celebración Eucarística, presidida por el Arzobispo del Cusco, Mons. Richard Daniel Alarcón Urrutia y concelebrada por varios sacerdotes de nuestra Arquidiócesis, la Iglesia cusqueña celebró con alegría el reciente nombramiento del nuevo Vicario General de la Arquidiócesis del Cusco, Mons. Fredi Aparicio Quispe, bajo Decreto Arzobispal N° 031-2015, que le confiriere los derechos y atribuciones que el cargo amerita.

En esta Celebración Eucarística, que tuvo lugar en el Templo de la Sagrada Familia, del Complejo Catedralicio de Cusco, Mons. Fredi Aparicio Quispe, manifestó su Profesión de Fe, ante el Señor Arzobispo, tal como lo estipula el Canon 833 N° 5, del Código de Derecho Canónico, antes de tomar posesión de la vicaría General de la Arquidiócesis del Cusco.

Durante la homilía, Mons. Richard Daniel Alarcón Urrutia, señaló que este acto jurídico y pastoral, nos hace presente el servicio al Señor que a partir de la fecha asumirá Mons. Fredi Aparicio, que como todo buen pastor, está seguro, lo hará con una fuerte identidad, al estilo de Jesús, humilde, pobre, sencillo, entregado totalmente a la causa de la Iglesia. Dijo que a partir de la fecha, juntos, trabajarán en la parte pastoral y en la parte administrativa de nuestra Iglesia local y que todos los fieles orarán para que ejerza éste su ministerio de servicio, con amor, entrega, cariño, humildad y sencillez, al estilo de Jesús.

Por su parte, el nuevo Vicario General de la Arquidiócesis del Cusco, Mons. Fredi Aparicio Quispe, agradeció a Dios por el don de la vida, el don de la vocación y prometió trabajar al ritmo de la sintonía del Papa Francisco, siguiendo su consigna de servir a la Iglesia y a su pastor, que está expresado en Mons. Richard Daniel Alarcón. Pidió a todos para que nos unamos al llamado de renovación de nuestra pastoral, que nos hacen el Papa y nuestro Arzobispo, para que nuestras comunidades, sean pequeñas o grandes, sean cada vez más discípulas y misioneras y llevar el Evangelio de Cristo Jesús.


 

Homilía de Mons. Richard Daniel Alarcón, en la Santa Misa de acción de gracias por el nombramiento del nuevo vicario general de la arquidiócesis

Queridos hermanos y hermanas.
 
El acto que acabamos de realizar es un acto jurídico, pero también es un acto pastoral, porque nos hace presente lo que significa el servicio al Señor, a su Iglesia y a través de su Iglesia al pueblo de Dios; y la Palabra del Señor ha querido esta mañana iluminar este acto con los mensajes que nos ha traído Evangelio, como haciendo mención al nuevo servicio que asume hoy, Mons. Fredi Aparicio. La Palabra de Dios nos presenta, en la primera lectura, ese ambiente de opresión, cuando el faraón comienza a sobre cargar la esclavitud de los israelitas en Egipto, un pueblo que sufre, un pueblo al que se le pone sobre sus espaldas, un peso que va más allá de sus fuerzas humanas; un pueblo que se esclaviza a través de la opresión del faraón, un pueblo con problemas, un pueblo con dificultades; pero, ante esta situación ya se prevé la llegada de un enviado de Dios y todos conocemos lo que significa la historia de Moisés, el liberador y el salvador de su pueblo.
 
Este texto nos permite hoy reconocer que, también, estamos frente a una sociedad y a un mundo que esclaviza, a un mundo que oprime y a un mundo que produce sufrimiento, y nosotros no podemos quedarnos de brazos cruzados. Dios tampoco se queda de brazos cruzados, por eso el Señor despierta el camino de la esperanza, poniendo delante de este pueblo, enviados de Dios, que van a ser constituidos e instituidos como mensajeros de la Palabra de Dios que viene a liberar, que viene a consolar y que viene a abrir caminos de esperanza. Nada está perdido, Dios atiende y Dios actúa.
 
El Ministerio de la Iglesia no es un ministerio de privilegios, no es un ministerio para enorgullecernos, de repente con soberbia; es un ministerio de servicio. El Señor nos escoge a cada uno en el lugar que estamos en la Iglesia para servir, y a través de este servicio, para liberar de las opresiones, para consolar frente a tantos sufrimientos; para acompañar, para guiar y orientar, como un camino de esperanza a nuestro pueblo. Por eso, el servicio que hoy día asume nuestro hermano, Mons. Fredi, se une al servicio de toda la Iglesia para buscar esta liberación integral del hombre, que hoy en día, a través de tantas situaciones que vamos viendo se va sobrecargando de dificultades y problemas.
 
La gran alegría del mensajero, del enviado, del misionero de Dios, es que no está solo, Dios lo acompaña; Jesús termina de instruir a sus discípulos, después de haber dado toda una serie de orientaciones cómo deben desarrollar su misión con una fuerte identidad al estilo de Jesús, humilde, pobre, sencillo, pero entregado totalmente a la causa de Jesús.
 
Predicar y anunciar el Evangelio, construir el Reino de Dios no es tan fácil, siempre habrá que enfrentar los duros trabajos del Evangelio, habrá que enfrentar toda la gran realidad del mal que se organiza con esa tentación de querer destruir el bien y destruir al hombre; pero, el discípulo del Señor tiene que ser muy firme, saber cargar la Cruz con amor y total entrega al Señor (“El que no me ama, no es digno de mí”).  Todo servicio hecho en el nombre del Señor tiene que estar hecho por amor a Jesús, y cargar la Cruz por Jesús, por amor a Jesús, esa Cruz de servicio, de entrega, de sacrificio y de dar la vida. Al final, la gran recompensa del Señor, su presencia, su fortaleza, nos ha de acompañar para ver, junto con Dios, el triunfo del bien, el Reino de Dios, presente entre los hombres.
 
Ésta es la tarea de la Iglesia; y, el cargo que hoy asume nuestro hermano Mons. Fredi, está unida al Obispo, está unida a su Iglesia; todos ponemos el hombro para servir al Señor, con alegría, con amor, cargando la cruz de cada día; porque tenemos que enfrentar muchas dificultades, muchos problemas, hacia dentro y hacia fuera de la iglesia; pero, el Señor nunca nos deja solos, Él y María Santísima, están presentes con nosotros. Monseñor Fredi, este día que inicia sus servicios como Vicario General, cuenta con nuestras oraciones, con nuestro apoyo, con nuestra colaboración. El Vicario General camina muy de cerca con el Obispo, juntos tenemos que trabajar en la parte pastoral y en la parte administrativa de nuestra Iglesia local. Hoy, aquí, todos, de corazón le pedimos a Dios, para que ejerzas este Ministerio de servicio, con amor, entrega, cariño, humildad y sencillez, al estilo de Jesús.
 
Que María Santísima nos acompañe a todos y que fortalezca a Mons. Fredi, en este Ministerio.     

 
+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
 Arzobispo de Cusco
 

En Solemne Celebración Eucarística, presidida por el Arzobispo del Cusco, Mons. Richard Daniel Alarcón Urrutia y...

Posted by Arzobispado del Cusco on Lunes, 13 de julio de 2015

ENVIAR NOTICIA
Tu Correo: *
Tu Nombre: *
Correo de Destino: *
Anti - SPAM:
*

Más Noticias   Página Principal

19 Octubre 2017
Odec Cusco desarrolló monitoreo y supervisión en la Ugel de Pichari, Kimbiri y Villa Virgen

De acuerdo al Plan Anual de Trabajo y Plan Estratégico 2017 de la Oficina Diocesana de Educación Católica del Cusco, del 01 al 05 de octubre, desarrolló al...

19 Octubre 2017
Cusco celebra festividad del Señor de los Milagros

Continuando con las celebraciones por la festividad del Señor de los Milagros, ayer, se celebró la Santa Misa de fiesta central en la Parroquia de la Urb. de Ttio,...

19 Octubre 2017
Se inician celebraciones por la festividad patronal del Señor de los Temblores

Como es tradicional, el último domingo del mes de octubre se conmemora la festividad del Señor de los Temblores, Patrón Jurado de la ciudad del Cusco; por este...

18 Octubre 2017
Mañana se inicia en Cusco el V Encuentro Misionero Arquidiocesano

Con motivo de conmemorarse el mes de las misiones en la Iglesia Católica, los días 19 y 20 de octubre, la Comisión Arquidiocesana de Misiones organiza el “V...

18 Octubre 2017
“Antropología Cristiana de la Persona Humana” será tema de Jornadas de Bioética
El 26 y 27 de octubre, se ha programado el desarrollo de la Jornada de Bioética: “Antropología cristiana de la persona humana”, evento...

 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8