Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
ACTIVIDADES Y NOTICIAS
Publicado el 15 Julio 2015
Homilía de Mons. Richard Daniel en la Santa Misa de apertura de la Semana Pastoral de Koinonia 2015

Queridos sacerdotes, religiosos, religiosas y hermanos todos en el santo Bautismo, que alegría reunirnos esta mañana como Iglesia Arquidiocesana, vamos a dar inicio a la Semana Pastoral de nuestra Arquidiócesis.
 
Quisiera dar un saludo de bienvenida a todas la delegaciones de hermanos que están llegando de las diferentes comunidades parroquiales, estoy seguro que poco a poco irán integrándose otros hermanos más, yo les invito a vivir con alegría y espiritualidad, esta experiencia de mirarnos como comunidad de la Iglesia.
 
Que hermoso es ver a los hermanos reunidos, y esto es para nosotros un signo de Dios, por eso hoy es un día importante, hoy vamos a dar inicio a un largo camino que nos llevará en primer lugar a una conversión pastoral que significa un mirar con otros ojos nuestra propia identidad como Iglesia, nuestra misión y la tarea que tenemos como Iglesia de Jesucristo en esta hermosa Arquidiócesis del Cusco; en este camino vamos a ponernos como meta, el lograr conseguir para nuestra Iglesia Arquidiocesana un Plan Pastoral que nos permita la comunión y la participación de todos.
 
Vamos a empezar hoy con una profunda confianza en la presencia del Señor, con una profunda confianza en saber que Él está con nosotros y nos va acompañar siempre, porque Jesucristo está vivo, está con nosotros y lo que queremos hacer de este camino está dentro de su querer, dentro de su voluntad; lo hemos escuchado en el Evangelio “que todos sean uno Padre, como Tú y Yo somos uno”.
 
Para que el mundo crea, lo que predicamos, lo que anunciamos, tiene que estar reflejado por la unidad de los seguidores de Jesús y también con una profunda confianza en el Espíritu Santo, sin la gracia del Espíritu nada podemos hacer, por eso esta semana tenemos que abrir nuestra mente, nuestro corazón de par en par, para dejarnos conducir con las inspiraciones que nos va conceder el Espíritu, para el bien de nuestra Iglesia Arquidiocesana; pero también la presencia de Cristo y del Espíritu, está enriquecida con la presencia maternal de María, Ella que acompañó a los apóstoles en los primeros tiempos, animándolos, fortaleciéndolos, acompañándolos con su solicitud de Madre; Ella también va estar acompañándonos en este largo camino, para conseguir nuestra unidad y el Plan Pastoral Arquidiocesano; como punto de partida está nuestro anhelo de querer ser fieles a la misión que Jesucristo  nos ha confiado, por eso quisiera dar gracias a todos ustedes por su presencia.
 
Ustedes le han dicho sí al Señor, dejando sus tareas y ocupaciones han venido a participar de esta tarea, esa es una riqueza por la que yo quisiera darle gracias al Señor, porque el hecho de venir aquí significa ya, ese deseo de ser fiel a la misión que Jesús nos ha confiado, y ¿cuál es esa misión?, es evangelizar. La Iglesia existe para evangelizar; esa es nuestra convicción como punto de partida. También tenemos que dar gracias a Dios, porque este camino no lo hacemos de cero o no lo empezamos de cero; la Iglesia Arquidiocesana con ese largo camino histórico desde la primera vez que se implantó el Evangelio, cuanto camino a recorrido en todo este tiempo, para poder decirle al Señor que bueno ha sido con nosotros.
 
Miremos ese don, que hemos recibido para esta Iglesia de Cusco, su obispo, sacerdotes, religiosas, religiosos y los diferentes laicos comprometidos en una serie de ministerios al servicio de la Iglesia. La catequesis, la educación cristiana, los grupos parroquiales, los grupos de diferentes carismas al servicio de la niñez, juventud y familia. Mis hermanos, Dios ha sido bueno con nuestra Iglesia del Cusco y nos ha regalado esta multiplicidad de ministerios, carismas y servicios, pues no arrancamos de cero y tenemos que vernos con una mirada positiva, tenemos que ver la riqueza que tenemos. Los materiales están listos para empezar a construir, todos con un solo objetivo y una sola finalidad, tenemos que cumplir la misión que Jesús nos ha confiado: “evangelizar”, no para atrás, sino para adelante; nuestra mirada siempre tiene que ser para adelante, por lo tanto esta Semana Pastoral nos va ayudar a lograr este vínculo que nos tiene que unir a todos nosotros.
 
El Papa Francisco en su Evangelii Gaudium, permanentemente nos recuerda cuando el habla de la Iglesia, siempre utiliza esta expresión: “ve a la Iglesia como una comunidad evangelizadora”, grabémonos esta frase, es la visión de nuestro Papa Francisco, ahora en esta renovación que quiere de nuestra Iglesia; son dos palabras que no pueden ir separadas, aisladas, pueden ir intercaladas “comunidad evangelizadora”,tienen que ir caminando juntos.
 
Ciertamente todos queremos evangelizar y muchas veces empezamos preguntándonos, ¿qué tenemos que hacer para evangelizar?. Yo sé cuánto anhelo tienen ustedes; colaboran con la Iglesia, hacen vuestras actividades en torno a la Pastoral a cumplir con la misión del Señor; porque siempre nos preguntamos, ¿qué tenemos que hacer? El Papa nos pone un orden “comunidad evangelizadora”, porque hermanos podemos hacer muchísimas cosas hermosas; pero si se da que los sacerdotes por aquí o por allá, o las religiosas por aquí y por allá, etc…,toda esa multiplicidad de maravillas que podemos hacer aparece de repente desarticulada y nos olvidamos de la primera palabra que es “comunidad”. La Iglesia debe ser en primer lugar “comunidad evangelizadora”,por eso es importante empezar esta Semana Pastoral no preguntándonos ¿qué debemos hacer?, sino tenemos que preguntarnos, ¿cómo debemos evangelizar?, el cómo, se ira respondiendo estos tres días, donde vamos a reflexionar y mirarnos a nosotros mismos, como cuando miramos el modelo de Dios, de la Santísima Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo).
 
Como decía Jesús en el Evangelio: “Que todos seamos uno, como Tú y Yo, y Yo en Ti, para que el mundo crea”, entonces trabajar el tema de comunidad es prioritario, siempre debe acompañar nuestra evangelización; porque si evangelizamos sin estar unido a la comunión, entonces no tendremos los efectos de esta Iglesia que quiere el Papa Francisco, de esa Iglesia que quiere Jesucristo para estos tiempos que estamos viviendo. En este sentido esta primera Semana Pastoral, nos va ayudar a estrechar nuestros vínculos, por eso les pido a todos que habrán su mente, su corazón para una conversión pastoral; tenemos que cambiar el enfoque, la mirada y el corazón, para luego establecer la Koinonia en nuestra Iglesia.
“Todos eran uno”, lo hemos oído en la Primera Lectura, todos eran uno, todos tenían un solo corazón, todos tenían una sola alma, y todos compartían en común. Este espíritu tenemos que sembrar, trabajar y regarlo para que luego dé frutos; compartir ahora la alegría y volver a sus comunidades parroquiales para ver esto con otros ojos; y así unirnos en un esfuerzo común toda la Diócesis, sacerdotes, religiosos, religiosas, laicos, todos unidos con su obispo; planteando y pensando en un camino común, tenemos que ser una Iglesia de Comunión, de Koinonia. El Papa San Juan Pablo II, cuando miraba la Iglesia del tercer milenio la proyectaba como una Iglesia de Comunión y él decía según la espiritualidad de Comunión, mis hermanos por gusto se harán los esfuerzos que hagamos; por muchas tareas pastorales o evangelizadoras que hagamos, sin una espiritualidad de Comunión cualquier obra evangelizadora se convierte solo en una máscara, en una careta evangelizadora, porque en el fondo seguimos divididos; por eso esta semana vamos aprender a pasar del “YO” al “NOSOTROS”, de pasar de lo mío a lo nuestro, esto debe quedar bien grabado en nosotros.
Jesucristo nos ha enseñado a hablar de nosotros, de lo nuestro; la Iglesia es una comunidad que evangeliza. Es hora que pensemos en dos figuras, y arranquemos con esto la Semana Pastoral de la Koinonia, como una orquesta y un ramillete de flores; una orquesta, para que pueda desarrollar una hermosa melodía, que está conformada por diversos instrumentos, cada uno es diferente pero si todos desempeñan una sola melodía desde sus diferencias, se oye una hermosa melodía, una sinfonía, que logra ser una sinfonía bella, una diferencia y una unidad; cada uno con lo suyo, pero al final todos, manifestando y expresando una armonía y una belleza musical. Un ramillete de flores, porque está conformado por muchas flores de diferentes tamaños, formas, colores, con la que se arma una figura hermosa; diferentes flores que conforman un conjunto bello, hermoso; nosotros también somos como una orquesta y un ramillete, en la medida que nos unamos lograremos conformar una hermosa sinfonía entre todos,  daremos la imagen de una Iglesia hermosa, unida fuertemente en un solo ideal, y cada uno con lo suyo pero buscando esta interpretación de una alegoría de Comunión, de Espiritualidad, de Koinonia.
 
Pongo en las manos de María Santísima esta semana, y les ruego a todos ustedes que vivan la experiencia, pues no están viniendo a un cursillo, a una conferencia, no queridos hermanos, hemos sido convocados para vivir la hermosa experiencia de ser la comunidad de Jesucristo: “uno en Él y Él en nosotros”.
 
Que María Santísima los acompañe en estos días.      
  
+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo Metropolitano del Cusco
 

ENVIAR NOTICIA
Tu Correo: *
Tu Nombre: *
Correo de Destino: *
Anti - SPAM:
*

Más Noticias   Página Principal

18 Octubre 2017
Mañana se inicia en Cusco el V Encuentro Misionero Arquidiocesano

Con motivo de conmemorarse el mes de las misiones en la Iglesia Católica, los días 19 y 20 de octubre, la Comisión Arquidiocesana de Misiones organiza el “V...

18 Octubre 2017
“Antropología Cristiana de la Persona Humana” será tema de Jornadas de Bioética
El 26 y 27 de octubre, se ha programado el desarrollo de la Jornada de Bioética: “Antropología cristiana de la persona humana”, evento...
12 Octubre 2017
Arquidiócesis del Cusco se une y colaborará con el Censo Nacional de Población, Vivienda y Comunidades Indígenas
El Arzobispo Metropolitano del Cusco, Mons. Richard Daniel Alarcón Urrutia, mediante un comunicado oficial, exhorta a todos los sacerdotes de la Arquidiócesis del Cusco, a...
11 Octubre 2017
Arzobispo del Cusco presidirá Santa Misa de Clausura por Jubileo Extraordinario del Centenario de las Apariciones de la Virgen de Fátima
Con motivo de celebrarse el Jubileo Extraordinario por el Centenario de las Apariciones de la Virgen de Fátima y uniéndonos a la Iglesia Universal y a lo dispuesto por el...
4 Octubre 2017
En Sicuani se desarrolló el XIX Encuentro Regional del Sur de las PARTNERSCHAFT
Con el lema: “Protagonismo de los jóvenes en el Contexto de Laudato Si´”,los días, 29 y 30 se setiembre, en la Prelatura de...

 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8