Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
ACTIVIDADES Y NOTICIAS
Publicado el 16 Abril 2019
Homilía del Arzobispado del Cusco con ocasión de la Misa Crismal

Amado Pueblo Santo de Dios, congregado esta mañana en esta iglesia catedral para acompañar a los presbíteros de nuestra arquidiócesis del Cusco en la renovación de sus promesas sacerdotales, gracias por su presencia y su oración por la fidelidad, perseverancia y santidad de nuestros sacerdotes.

Esta misa crismal la celebraremos en un contexto muy especial, dentro del año misionero de la juventud. Ya el Santo Padre nos ha dado motivos más que suficientes para impregnar del espíritu juvenil a nuestra iglesia, primero con el sínodo de octubre 2018, la Jomada Mundial de la Juventud Panamá 2019 y al hermosísima Exhortación Pastoral CRISTO VIVE, que es una carta del Papa para los jóvenes y un llamado a nuestra pastoral juvenil.

Queridos sacerdotes, hoy renovaremos nuestras promesas sacerdotales para que nuestro sacerdocio tenga un espíritu juvenil, porque Jesucristo es el eterno joven, él es la juventud de la iglesia y todo lo que toca Jesús se impregna de juventud siempre, por eso su sacerdocio es y será siempre un sacerdocio juvenil.

Jesucristo tuvo siempre un espíritu juvenil, desde el anuncio gozoso de su misión en la sinagoga de Nazareth hasta la locura de la cruz. Sus palabras están llenas de pasión juvenil, son sus sueños reflejados en el proyecto del reino de Dios, en las bienaventuranzas. Donde hay sueños, hay ideales, hay juventud, hay pasión juvenil.

Su compasión por el sufrimiento humano está llena de vida juvenil, él reconstruye la vida caduca con la muerte, el sufrimiento, la enfermedad, la discapacidad, la esclavitud moral, el hambre, los resentimientos humanos y los odios que dividen, con los signos del reino, que son signos de juventud, de vida nueva, de alegría desbordante. Todo lo que toca Jesús se impregna del espíritu juvenil que es vida y esperanza.

El proyecto del Reino de Dios, el amor de Dios entre los hombres, es un proyecto lleno de juventud, posee la fuerza de la juventud, de la esperanza. No es un proyecto para un mañana que nunca llega, sino un ahora: “¡Hoy se cumple esta escritura! ¡Miren que yo hago nueva todas las cosas!”. Jesús es el hoy de Dios y de su reino. La juventud es hacer siempre nuevas todas las cosas. Jesús no viene a envejecer sino a renovar el mundo con la juventud del amor de Dios, un amor impregnado de pasión juvenil.

Si Jesucristo tiene un espíritu juvenil, quiso que su iglesia estuviera siempre acompañada con jóvenes. Ellos ocuparon desde el principio un lugar importante en su proyecto del Reino de Dios. Por eso entre los primeros llamados está el adolescente Juan, que recuerda el día y la hora del llamado y es el primero conjuntamente con Andrés que proclama el primer anuncio kerigmático: ¡Hemos encontrado el Mesías”!

Tanto amó a los jóvenes que los convirtió en signos del reino, curando a jóvenes enfermos como el endemoniado, el ciego, el sordo mudo. Le dio la vida a una adolescente hija de Jairo y al joven hijo de una joven viuda. Retó a un nuevo proyecto de vida evangélica al joven rico y a los que querían seguirlo. No es por casualidad que en la última cena se sentaran a su lado Juan y Pedro. Y un joven tuvo el privilegio de reclinar su cabeza en su pecho para sentir el latido de su corazón. El amor de un joven que lo acompañó hasta la cruz y le encargó a su querida madre, y fue el primero que vio la tumba vacía creyendo que Jesús había resucitado. Tanto amaba Jesús a este discípulo joven que le prometió que no moriría mártir, sino que quedaría hasta su muerte natural, para dar a entender que su iglesia sea siempre juvenil y con un rostro juvenil.
En su carta el discípulo Juan, ya viejo, no perdió su ímpetu juvenil, por eso recomendaba a los jóvenes que sean fuertes en la fe, hasta el final.

En la persona del discípulo Juan está el sacerdocio de Jesucristo con espíritu juvenil. Todos nosotros hemos pasado por esta hermosa experiencia. El Señor nos llamó desde nuestra juventud y nos mantenga siempre con un espíritu juvenil. Hoy hay muchos en la iglesia, dentro de ella y fuera de ella, que quieren envejecer a la iglesia de Jesucristo, enquistarla en el pasado que ya fue, convertirla en pieza de museo y peor aún quieren lapidarla por los pecados de sus miembros. A esto Jesús nos dice que no, no es así, mientras la iglesia se renueve permanecerá siempre joven. Porque posee el espíritu juvenil de Jesús, el Espíritu Santo que renueva siempre a la iglesia de Jesucristo y la llena de alegría, de fuerza y de esperanza.

Con todos estos pensamientos queridos sacerdotes, en esta Año Misionero de la Juventud, les pido renovar sus promesas sacerdotales con el modelo del espíritu juvenil de Jesucristo, el sacerdote siempre joven y comprometerse a no tener un sacerdocio envejecido sino rejuvenecido para que llenen su vida y su ministerio con la alegría, la fuerza y la pasión propia de la juventud.

Son los jóvenes quienes en el Sínodo han dibujado el perfil del sacerdocio que ellos esperan, en el hoy de la iglesia, en nuestra iglesia local del Cusco.

Escuchemos qué quieren los jóvenes de sus sacerdotes:

Abiertos y amigos, serviciales y alegres, dinámicos y llenos de espíritu santo, que escuchen y comprendan a los jóvenes, que los acompañen en sus discernimientos juveniles, que los perdonen y les enseñen a perdonar, que los acojan en sus parroquias y no les cierren las puertas, menos con la indiferencia, que les brinden su amistad.
Que les presenten a Jesús de Nazareth, el amigo de los jóvenes, que les enseñen lo maravilloso que es la vida cristiana y la celebración de la fe, no con imposiciones formales ni doctrinales, sino con el lenguaje y las expresiones propias de la juventud actual, pero impregnadas de amor juvenil.

Los jóvenes piden un sacerdocio sincero, transparente y fiel a sus promesas. Un sacerdocio coherente con sus promesas y lejos de cometer abusos sexuales con los pequeños e indefensos como de caer en la infidelidad a su promesa del celibato y la castidad. Los jóvenes aman a su iglesia y por eso la quieren llena de sacerdotes dignos y llenos del espíritu de Dios.
Queridos sacerdotes, tengamos mucho cuidado de no escandalizar a los jóvenes.
Queridos sacerdotes, dejen que los jóvenes te ayuden a purificar y reconstruir tu vida y ministerio sacerdotal, no los defraudemos.

Queridos sacerdotes, con su santidad de vida, inspiremos a muchos jóvenes a seguir a Jesucristo en el sacerdocio y en la vida religiosa.

Queridos sacerdotes, yo como vuestro obispo, en este año misionero, les confío a los jóvenes de nuestra iglesia del Cusco, para que compartan con ellos la alegría del evangelio y la pasión de la misión evangelizadora.
Por último, aprovecho de esta hermosa oportunidad para convocar al V CONGRESO ARQUIDIOCESANO DE JUVENTUD, que se llevará a cabo del 27 al 29 de setiembre en la ciudad del Cusco. Ya pronto recibirán toda la documentación para la preparación y realización de este congreso, que quiere devolverla el rostro juvenil a nuestra iglesia.

Confiados en la presencia y acompañamiento de María, la madre de los jóvenes, nos preparamos para la renovación de nuestras promesas sacerdotales en este Año misionero de la Juventud.

Que así sea.

Amén
 

ENVIAR NOTICIA
Tu Correo: *
Tu Nombre: *
Correo de Destino: *
Anti - SPAM:
*

Más Noticias   Página Principal

14 Agosto 2019
​SE REALIZÓ LA CONFERENCIA: “EL IMPACTO DE LA GLOBALIZACIÓN EN LA JUVENTUD”
El Arzobispado del Cusco y la Pastoral Universitaria organizaron la segunda Conferencia Magistral del año: Iglesia y Sociedad, actividad académica que se...
14 Agosto 2019
​MONSEÑOR RICHARD: “LA FE NOS CONDUCE A AMAR INCONDICIONALMENTE A LA IGLESIA”
Conmemorando las Bodas de Plata de la Ordenación Sacerdotal del Padre Félix Villafuerte Ricra y del Padre Lucio Ticona Cahuascanco, el Arzobispo Metropolitano del Cusco,...
13 Agosto 2019
REUNIÓN DE LA DECANATURA DE SAN ANTONIO ABAD
El martes 13 de agosto en horas de la mañana, Monseñor Richard Daniel Alarcón Urrutia, Arzobispo Metropolitano del Cusco, participó de la reunión mensual...
13 Agosto 2019
​ARZOBISPO PRESIDIÓ MATRIMONIO EN EL INPE
El lunes 12 de agosto por la mañana en el Establecimiento Penitenciario de Mujeres – Cusco, Monseñor Richard Daniel Alarcón Urrutia, Arzobispo Metropolitano del...
13 Agosto 2019
​MÁS DE 400 PERSONAS PARTICIPARON EN JORNADA ESPIRITUAL EN PAUCARTAMBO
Más de 400 personas participaron de la Jornada Espiritual de Paucartambo, el pasado sábado 10 de agosto en el distrito de Parpapalla de la provincia de Paucartambo, actividad...

 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8