Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 17 de Febrero 2013

I domingo de Cuaresma (Lc 4,1-13 )
''
Muy queridos amigos

Hoy, primer domingo de Cuaresma, el sacerdote en la Misa reviste de color morado, color de penitencia y el Evangelio de San Lucas, nos presenta a Jesús, inmediatamente después de ser Bautizado por Juan en el Jordán y lleno del Espíritu Santo, es llevado al desierto para prepararse a su misión. Cuarenta días de la Cuaresma, cuarenta días ayunando, haciendo oración, para ser tentado por el demonio y al final sintió hambre entonces el diablo le dijo: “Si eres hijo de Dios dile a esta piedra que se convierta en pan”. Jesús le contestó: “Está escrito, no solo de pan vive el hombre”. Después llevándolo a lo alto, el diablo le mostró al instante todos los reinos del mundo, le dijo: “Te daré todo este poder y el esplendor de estos reinos, porque me han sido entregados, y yo los doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mí, todo será tuyo”. Pero Jesús le contestó: “Está escrito, al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto”. Después el demonio lo llevó a Jerusalén y le puso en el alero del templo y le dijo: “Si eres hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito, encargaré a los ángeles del cielo que cuiden de ti  y también te sostendrán en sus manos para que tu pie no tropiece con las piedras”. Jesús le contestó: “Está mandado,  no tentarás al Señor, tu Dios”. Completadas las tentaciones, el demonio se marchó hasta otra ocasión, dice San Lucas.
 
El Señor permite ser tentado de esa manera, un poco espectacular, para enseñarnos cómo nosotros tenemos que superar las tentaciones. Hay que considerar que el pecado no consiste en tener tentaciones, sino el consentir en ellas. La santidad consiste, entonces, en superar las tentaciones y no, en no tenerlas.  
 
Cuando el demonio le pide a Jesús que convierta la piedra en pan, para saciar su hambre, quiere hacerlo caer en la tentación de hacer algo para provecho personal; tentación en la que caen fácilmente los políticos, que se dicen ser católicos solo para conseguir votos. Cuando le dice: “Yo te daré todo si me adoras y te pones de rodillas delante de mí”, el demonio le pide que acceda a sus caprichos y se ponga a su merced; nosotros podemos caer si nos mostramos a favor de temas que atentan la vida, por ejemplo, estar de acuerdo con el aborto,  a favor del divorcio y del matrimonio gay. Por último, el demonio le reta a Jesús a que se tire de lo alto del templo de manera espectacular; cosa a la que acceden nuestros hermanos separados cuando hacen todo un show al predicar.
 
Hay que tener mucho cuidado con esas tentaciones de tipo espiritual, son más peligrosas y menos detectables que otras tentaciones. Vamos a pedir al Señor, especialmente en esta Cuaresma, que sepamos descubrir por dónde el demonio nos está insinuando y por dónde está intentando que cedamos para ir contra el querer de Dios, en contra de la doctrina que Cristo nos enseña a través de la Iglesia.
 
Queridos amigos que Dios nos bendiga a todos.
 
 + Juan Antonio Ugarte Pérez
 Arzobispo del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8