Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 24 de Febrero 2013

II Domingo de Cuaresma (Lc 9, 28-36)
''
Muy queridos amigos.

Hoy, segundo domingo de Cuaresma, la Iglesia nos presenta unos versículos del Evangelio de San Lucas, en el que nos cuenta la transfiguración del Señor: “El Señor coge  a Pedro , Santiago y Juan, tres apóstoles que estaban más cerca del Señor, quienes serían después los tres testigos más inmediatos de la agonía en el huerto. Llevándolos  a una colina, se transfigura delante de ellos, sus vestidos resplandecieron, mostrándoles un poquito de su divinidad. San Pedro exclama: ¡qué bien estamos aquí! Hagamos tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías! Mientras hablaba, una nube los cubre y se oye una voz diciendo: Este es mi hijo, muy amado, ¡escúchenlo!. También cuando era bautizado por Juan, en el Jordán baja el Espíritu Santo, en forma de paloma y se oye una voz del cielo que decía: ¡Este es mi hijo, el elegido! Ahora, esa misma voz de Dios Padre, dice: Este es mi hijo, muy amado, ¡escúchenlo!.

A veces pensamos que nuestra oración es simplemente pedirle cosas a Dios, la oración de petición es importante, pero lo es más poder darle gracias por las cosas que nos ha concedido. La oración de Acción de Gracias y de alabanza a Dios es importante, pero también lo es el saber escuchar a Dios. ¿Qué es lo que Dios te pide?, que haya una relación personal con el Señor. También, en la Misa, rodeado de gente, puedes tener una relación personal con el Señor, puedes apartarte de la muchedumbre y tener un dialogo personal con Cristo.

Es importante que nos demos cuenta que  la oración no es solo pedir, dar gracias, alabar, sino también escuchar lo que te está pidiendo el Señor, porque a veces pensamos que lo importante es que nosotros estemos contentos con Él, cuando lo importante es que Dios esté contento con nosotros y tenemos que atrevernos a preguntarle: Señor ¿estás contento conmigo?, ¿qué tengo que hacer para que estés contento conmigo?. Si vas con sinceridad, si te enfrentas a Dios con rectitud, queriendo ver qué pasa en el fondo de tu conciencia, entonces oirás al Señor.
Tenemos tantas cosas que cambiar, mejorar y corregir. Aprovecha esta Cuaresma, plantéate temas concretos, el Señor te está pidiendo que mejores, que cambies con la ayuda de nuestra Madre Santa María; ella te ayudará, te tomará de la mano, te llevará a la Cruz y te dirá: “Allí está mi hijo, haz lo que él te va a decir”. Por eso, pídele a la Virgen que te ayude a tener la valentía de preguntarle al Señor, qué es lo que quiere de ti.
           
Que Dios nos bendiga a todos.
+ Juan Antonio Ugarte Pérez
Arzobispo del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8