Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 12 de Mayo 2013

VII Domingo de Pascua - La Ascensión del Señor (Lc 24,46-53)
'Cristo quiere que todos los hombres se salven, y lleguen al conocimiento de la verdad'
Muy Queridos hermanos:

Hoy, domingo séptimo de Pascua, segundo domingo de mayo, Día de la Madre, mes de la Virgen María, tenemos que asumir algunos detalles concretos para con la Virgen, una romería, visitar una imagen suya, rezar algo, tener pequeños detalles de delicadeza con ella, en este día que también es el Día de la Ascensión del Señor.

San Lucas, al final de su Evangelio, nos cuenta: “Jesús, mientras los bendecía, fue delante de ellos, elevándose hacia el cielo, había estado cuarenta días con ellos, había comido con ellos, les dio instrucciones, les promete el Espíritu Santo, en fin. Se eleva al cielo y mientras ellos se quedan mirando, lo cubre una nube y aparecen unos ángeles que les dicen: varones de Galilea ¿qué hacen mirando al cielo?, vayan a Jerusalén, allí recibirán al Espíritu Santo”.

¿Qué sentido tiene, para la Iglesia, que el Señor se haya elevado y se haya ido delante de ellos poco a poco?, pues, eso fue para que tomen conciencia de que el Señor  terminó ya su misión en la tierra. Como dice San Pablo en la carta a Timoteo: “Cristo quiere que todos los hombres se salven, y lleguen al conocimiento de la verdad”; Cristo se ha hecho hombre para eso.

En la última cena les dice: “ya no los llamo siervos sino amigos, porque el siervo no sabe lo que hace el Señor; y yo los llamo amigos, porque todo lo que oí de mi Padre  les he dado a conocer”. Cristo completa así la revelación que empezó con Adán y Eva, viene y nos redime, completa la instrucción; y los apóstoles se van y  empiezan a predicar, a continuar con la misión de Cristo que es, el que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. Esa es la misión que nos ha dejado a todos, sin excepción, cada uno desde su propia función: laicos, sacerdotes, obispos, almas consagradas. Cada uno tenemos una función propia en la Iglesia y cuando San Pablo hace la comparación con el cuerpo, dice que la Iglesia es el cuerpo  místico de Cristo  y que el cuerpo tiene muchos  miembros; todos los miembros cumplen la única misión del cuerpo, realizando su propia función. Igual, nosotros, tenemos una misión y todos debemos cumplir la misión de la Iglesia.

Queridos hermanos, tomemos conciencia de que todos hemos sido enviados a hacer apostolado con el Bautismo, por lo tanto, no debemos esperar ningún otro envío. Tú tienes que hacer apostolado en tu propio ambiente, ya sea social, familiar o de trabajo, con tu palabra y tu ejemplo, allí asume tu propia responsabilidad, dentro de esa gran misión de la Iglesia. Es eso lo que  nos dice la Ascensión del Señor, Él se ha ido al cielo, pero  se queda con nosotros en la Eucaristía, y se ha ido visiblemente, para que nosotros tomemos conciencia de que nosotros debemos continuar su misión.

Queridos amigos que Dios nos bendiga a todos.  

+ Juan Antonio Ugarte Pérez
Arzobispo del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8