Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 23 de Junio 2013

XII Domingo del Tiempo Ordinario (Lc 9,18-24.)
'Olvidarme de mí mismo y pensar en los demás'
Queridos hermanos:

Hoy, el Evangelio de la Misa, nos dice: “Estaba Jesús solo con sus apóstoles; entonces el Señor les pregunta “¿Quién dice la gente que soy Yo? ¿Qué se dice por ahí de Mí?”; entonces los apóstoles empiezan a explicarle los comentarios de la gente: “Unos dicen que eres un profeta, otros que eres Elías”. Él insiste y pregunta: Pero Ustedes ¿Quién dicen que soy Yo?” Pedro contesta: “Tú eres el Hijo de Dios vivo, tú eres el Mesías que debía de venir”. Jesús les  prohibió terminantemente que lo anunciaran a nadie y añadió: “El Hijo del Hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los Ancianos, los Sumos Sacerdotes y los Escribas; ser ejecutado y resucitar al tercer día”. Y dirigiéndose a todos, dijo: “El que quiera seguirme, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz cada día y que se venga conmigo. Pues, él que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la salvará”.

Mira, esta es la pregunta fundamental, “¿tú quién dices que es Jesús?, ¿Para ti quién es Jesús de Nazaret?”; es importante la respuesta sincera que te hagas a ti mismo.

Este Evangelio nos dice, que una cosa importante tenemos que hacer, “negarnos a  nosotros mismos, tomar nuestra cruz de cada día y seguirlo”; eso es lo que nos pide el Señor. Esa cruz de cada día puede ser a lo mejor, un pequeño disgusto, una respuesta agria que nos dieron, esas pequeñas contrariedades de cada día. Ahora bien, te pregunto: ¿procuras tú olvidar esas pequeñas cosas?,  o andas muy preocupado por ti mismo que lejos de olvidarlo, las agrandas en tu imaginación, sintiéndote víctima?; aduciendo que todos te quieren mal y que el único bueno eres tú; sufriendo tontamente, envés de decir: “Yo cargo mi cruz de cada día y voy tras el Señor”. Eso es de cristianos; “olvidarme de mí mismo y pensar en los demás”. Pero, no para criticarlos, para descubrir sus defectos y chismear, sino para ayudarlos. El mejor servicio que podemos prestar, es nuestro trabajo bien hecho, el cumplimiento fiel en cada momento, el que sea: los deberes con Dios, con nuestra familia, con el trabajo, con la sociedad. Eso es lo que el Señor espera de nosotros y, eso supone una lucha continua, eso es buscar la santidad  que el Señor nos pide a todos.

No le andes dando vueltas a tu “yo”; no creas que eres el centro del universo, no seas egocéntrico y no creas que todo el mundo está para servirte, para atenderte; al contrario, tú estás para servir a los demás y ser útil, y así puedas entrar en la gloria del Señor para siempre; de lo contrario, si te centras en ti mismo vas a sufrir tontamente y no vas a ser feliz en esta vida, ni en la otra si te condenas eternamente. El Papa Francisco está hablando mucho del infierno, ¿Por qué será?...

Existe el cielo, el infierno y el purgatorio; lo importante es hacer ese viaje final sin escalas y llegar al cielo, que es nuestra meta. Vamos a pedir a Dios y a nuestra Madre Santa María que nos ayuden para que esto sea así.

Queridos hermanos que Dios nos bendiga.

+ Juan Antonio Ugarte Pérez 
Arzobispo del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8