Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 7 de Julio 2013

XIV Domingo del Tiempo Ordinario (Lc 10,1-12.17-20)
'Estén alegres porque vuestros nombres están escritos en el Reino de los Cielos'
Queridos amigos.

Hoy, XIV domingo del Tiempo Ordinario, el Evangelio de San Lucas nos cuenta que el Señor envía a otros 72 discípulos, antes había enviado a los doce de dos en dos y ahora envía a 72, con el mismo encargo, de ir a las aldeas, a los pueblos y anunciar que está llegando el Reino de Dios. Y les dice: “La cosecha  es abundante, pero los obreros son pocos. Rueguen al dueño de los sembrados que  envié trabajadores para la cosecha. ¡Pónganse en camino! Miren que Yo les envió  como corderos  en medio de lobos. No lleven talegas, alforjas ni sandalias y no se detengan a saludar a nadie  en el camino. Cuando entren en una casa digan primero ¡paz a esta casa! Y si en ella hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz y si no, volverá a ustedes. Quédense en la misma casa, coman y beban lo que tengan,  porque el obrero merece su salario, no anden cambiando de casa… ”. Y los apóstoles regresan felices y contentos y le cuentan: Maestro  hasta los demonios nos obedecían cuando los expulsábamos en tu Nombre; el Señor les dice: “no estén alegres porque se someten los espíritus; estén alegres porque vuestros nombres están escritos en el Reino de los Cielos”.

Bueno, hay varios temas a comentar: El primero, ese envió de Jesús de los otros 72 discípulos para anunciar el Reino de Dios, pues ya no son solo los 12 apóstoles. Después, la alegría de poder echar al demonio en nombre de Jesús; y al final, esa recomendación que les da el Señor, de no alegrarse por que los espíritus los obedecieron sino  porque sus nombres estén escritos en el Reino de los Cielos. En otra ocasión el Señor les dice que Él tiene que irse  y que tienen que estar contentos porque va a prepárales un lugar.

Nuestros nombres están escritos en el Reino de los Cielos; Él se ha ido para prepararnos un lugar, para que donde esté Él, estemos nosotros; eso es lo que nos tiene que llenar de alegría. Sepamos que todos estamos ya, desde el Bautismo, enviados por el Señor a difundir el Reino de Dios. Para ello, no es necesario que vayas a predicar por calles y plazas,  se trata de que des buen ejemplo con la autenticidad de tu vida cristiana,   y ese buen ejemplo y ese tratar bien a los demás, en tu casa, en el trabajo, en la sociedad. Dando buen ejemplo, te pedirán consejo y con eso estarás haciendo ya apostolado.

Vamos a pedir a nuestra Madre Santa María, Reina de los Apóstoles  que nos ayude a tomar conciencia de esa misión que todos hemos recibido con el Bautismo y reafirmado en la Confirmación.
Que Dios nos bendiga a todos.

 + Juan Antonio Ugarte Pérez 
Arzobispo del Cusco



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8