Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 11 de Agosto 2013

XIX Domingo del Tiempo Ordinario (Lc 12 – 32- 48)
'¿Dónde tienes puesto tu corazón?, ¡ése es tu tesoro!'

Muy queridos amigos:

La semana pasada veíamos el capítulo 12 del  Evangelio de San Lucas. Hoy, XIX domingo del Tiempo Ordinario, vemos unos versículos más, de este mismo capítulo: El Señor nos recuerda que no tenemos que apegar el corazón a las riquezas y nos dice: “Donde está vuestro tesoro, ahí estará vuestro corazón”; pero es mejor y más fácil decir: “Donde tienes puesto el corazón, ahí está tu tesoro”; ahora pregunto, ¿Dónde tenemos puesto cada uno de nosotros nuestro corazón?, ¿Qué es lo que ocupa nuestras ilusiones, pensamientos, ansiedades…?, ¿A qué le damos vuelta todo el día?. Yo creo que es un hecho comprobado que las cosas que nos interesan se nos fijan más fácilmente  en la memoria y en el entendimiento, donde tenemos interés ahí ponemos atención y lo retenemos; pero, ¿En qué otras cosas más pones atención?, ¿Será en tus ambiciones, deseos, afectos, en tus miserias personales? Ahora piensa, si ése es verdaderamente el TESORO que tenemos que buscar. Así de sencillo.

La búsqueda del tesoro, supone un ejercicio personal, en el que nadie nos puede sustituir; es decir, nuestro propio autoexamen de conciencia, el conocerse a uno mismo. Piénsalo, medítalo: ¿dónde tengo puesto mi corazón?, y analiza eso; porque, es un tesoro de la vida eterna, aquel que no corroe el óxido y no se lo come la polilla, aquello que no puedo llevármelo a la tumba.  ¿Qué me podría llevar? , solo mis buenas obras, el corazón limpio, y el deseo de amar a Dios, eso sí me lo llevo, lo otro NO.

Las cosas terrenales no se llevan, sino, fijémonos ahora en los grandes señores que van descubriendo las huacas por ejemplo, aunque felizmente ahora están entrando personas serias, arqueólogos, profesionales que van llevando a los museos lo encontrado; pero antes estaban los huaqueros, quienes entraban a la mala, ¿de qué les sirvió?. A esos señores que descubrieron grandes restos arqueológicos, como el Señor de Sipan, ¿les servirá para después, para su vida eterna?

Por eso, insisto, ¿dónde tienes puesto tu corazón?, ¡ése es tu tesoro! Analiza ese TESORO y ve si vale la pena, y es el tesoro que el Señor nos promete en la vida eterna.

Vamos a pedirle a nuestra Madre Santa María que nos ayude a nosotros a descubrir también nuestro tesoro.

Queridos amigos, que Dios nos bendiga a todos.

+ Juan Antonio Ugarte Pérez 
Arzobispo del Cusco

 



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8