Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 23 de Enero 2011

III Domingo del Tiempo Ordinario
'“Conviértanse, porque el Reino de los Cielos está cerca”.'

Hoy, San Mateo en el Evangelio nos dice: Cuando Jesús se enteró de que Juan Bautista había sido arrestado, se retiró a Galilea. Y, dejando Nazaret, se estableció en Cafarnaún, a orillas del lago, en los confines de Zabulón y Neftalí, para que se cumpliera lo que había sido anunciado por el profeta Isaías: “¡Tierra de Zabulón, tierra de Neftalí, camino del mar, país de la Transjordania, Galilea de las naciones! El pueblo que se hallaba en tinieblas vio una gran luz; sobre los que vivían en las oscuras regiones de la muerte, se levantó una luz”. A partir de ese momento, Jesús comenzó a proclamar: “Conviértanse, porque el Reino de los Cielos está cerca”.

Convertirnos, es lo que tenemos que hacer y eso supone no una decisión de una vez y se acabó, sino que es una lucha que nos dura toda la vida. Hasta el final, tendremos que estar luchando para convertirnos y estar cada vez más cerca a Dios, es una lucha espiritual que cada uno tiene que librar en su propio corazón, para adecuar su conducta al mensaje de Jesús.

Jesús nos llamó, como llamó a Simón-Pedro y a Andrés su hermano, pescadores que dejaron sus redes para seguirlo y ser pescadores de hombres; y así, Jesús nos llama a nosotros también, para seguirlo. Tenemos que saber seguirlo de cerca, no a medias ni de cualquier manera, sino, con decisión. El seguirle de cerca no quiere decir que dejemos a nuestra familia, nuestro trabajo habitual, eso no; porque eso solo lo pidió a los apóstoles y a algunos escogidos, como a nosotros los sacerdotes, que renunciemos a formar una familia propia, para dedicarnos a los demás. Pero, a la inmensa mayoría, el Señor los llama con una vocación matrimonial, a formar una familia cristiana, por lo tanto a dedicarse a una profesión para atender a su familia y esa es la vocación de la inmensa mayoría, pero eso supone también seguir a Jesús de cerca. No de cualquier manera.
Vamos a pedir a nuestra madre, Santa María, que nosotros sepamos descubrir con esfuerzo personal, lo que el Señor nos pide a cada uno y con decisión se lo entreguemos.

Queridos hermanos que Dios nos bendiga a todos.
 



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8