Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 13 de Octubre 2013

XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario (Lc 17, 11-19)
'Acostúmbrate a elevar tu corazón a Dios, en acción de gracias, muchas veces al día.'
Muy queridos amigos:

Hoy, XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario, el Evangelio nos habla de la curación de diez leprosos: “Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Cuando iba a entrar en un pueblo, vinieron a su encuentro diez leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le decían: Jesús, maestro, ten compasión de nosotros. Al verlos, les dijo: Vayan y preséntense a los sacerdotes. Y, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole gracias. Éste era un samaritano. Jesús tomó la palabra y dijo: ¿No han quedado limpios los diez?; los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado”.

Es una pena que de diez, sólo uno sea agradecido. La pregunta inmediata es: ¿Cuán agradecidos somos a las gracias que Dios nos concede  todos los días?, ¿Cada mañana agradeces al Señor por tener un nuevo día?, ¿Sabes descubrir tantas gracias que Dios te da, y se las agradeces? ¿y por las gracias -¡muchísimas!- que te da y ni siquiera conoces? Indudablemente, hay un Sacramento que precisa, exactamente, la Acción de Gracias, ése es la Eucaristía.  Allí, el Señor se nos entrega –en la Hostia consagrada- con Su Cuerpo, con Su Sangre, con Su Alma y Su Divinidad, verdadera, real y substancialmente presente, oculto bajo las especies del pan y del vino; y nos enseña a dar gracias a Dios por todo.

Porque el Señor espera nuestro agradecimiento mediante la oración, en la Santa Misa, de primera intención, damos Gracias a Dios; también pedimos ayuda, perdón y escuchamos su Palabra. San Josemaría decía: Acostúmbrate a elevar tu corazón a Dios, en acción de gracias, muchas veces al día. -Porque te da esto y lo otro. -Porque te han despreciado. -Porque no tienes lo que necesitas o porque lo tienes. Porque hizo tan hermosa a su Madre, que es también Madre tuya. -Porque creó el Sol y la Luna y aquel animal y aquella otra planta. -Porque hizo a aquel hombre elocuente y a ti te hizo premioso... Dale gracias por todo, porque todo es bueno (Camino, 268).

Vamos a pedirle a nuestra Madre Santa María, que nos ayude a dar gracias a Dios por tantos beneficios, incluso por aquellos que no conocemos.

Que Dios nos bendiga a todos.
 
  + Juan Antonio Ugarte Pérez  
Arzobispo del Cusco




 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8