Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 12 de Enero 2014

El Bautismo del Señor ( Mt. 3,13-17)
'Este es mi hijo, el amado, mi predilecto.'
Muy Queridos amigos: 

Hoy, primer domingo, después de la Epifanía, se celebra la Fiesta del Bautismo del Señor, con el que termina el tiempo de Navidad y de Epifanía e inicia el Tiempo Ordinario, antes de entrar a la Cuaresma. El Evangelio nos trae lecturas de acuerdo a los ciclos A, B y C, para los domingos que duran tres años. Este año, iniciamos nuevamente el Ciclo A, y el Evangelio de hoy está tomada de San Mateo, y dice: “En aquel tiempo, fue Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara. Pero Juan intentaba disuadirlo diciéndole: "Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?" Jesús le contestó: "Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así lo que Dios quiere." Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Y vino una voz del cielo que decía: "Este es mi hijo, el amado, mi predilecto."

Juan, empezaba a predicar en el desierto y dio un gran revuelo en Jerusalén, porque hacía años que no aparecía ningún profeta  en Israel y de pronto aparece él, un hombre muy austero que vivía en el desierto, se alimentaba de langostas (saltamontes) y miel silvestre, y empezaba a predicar un Bautismo de penitencia. Su mensaje era: “¡conviértanse y hagan penitencia!”, y mucha gente le va preguntando: ¿nosotros que tenemos que hacer?, y los soldados también le preguntan lo mismo y él les dice: “no tiene que extorsionar”. A cada uno le iba dando un mensaje, todos de penitencia, de acuerdo a las circunstancias. Terminado el Bautismo de penitencia, Juan decía: “después de mí vendrá uno que los Bautizará en el Espíritu Santo”, refiriéndose al Bautismo de Jesús, pues, el Bautismo de Juan era simplemente de un precursor.

La figura de Juan es muy interesante, muy bonita, es un hombre que está entre el antiguo y nuevo testamento y para quien Jesús tiene muchos elogios, pues, es un hombre cuya misión fue mostrar al Mesías, y a quien sin embargo sus discípulos lo van abandonando, para seguir a Jesús.

Es eso lo que todos debemos hacer, porque, nosotros no somos los protagonistas de esa nueva Evangelización a la que nos ha convocado el magisterio de la Iglesia, somos simplemente unos intermediarios, que procuramos hacer que nuestros amigos, se encuentren personalmente con Jesús.

Vamos a pedirle a nuestra Madre Santa María, que nos ayude a tomarnos en serio esa misión de la Iglesia, a la que todos estamos convocados. Que Dios nos bendiga a todos.

+ Juan Antonio Ugarte Pérez 
Arzobispo del Cusco



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8