Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 2 de Maro 2014

VIII Domingo del Tiempo Ordinario (Mt 6,24-34)
'Sobre todo busquen el reino de Dios y su justicia; lo demás se les dará por añadidura'
Muy queridos amigos: 

Este domingo, VIII domingo del Tiempo Ordinario, el Evangelio de San Mateo es un poco extenso y nos dice: “En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Nadie puede estar al servicio de dos amos. Porque despreciará a uno y querrá al otro; o, al contrario, se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No pueden servir a Dios y al dinero. Por eso les digo: No estén agobiados por la vida, pensando qué van a comer o beber, ni por el cuerpo, pensando con qué lo van a vestir. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo que el vestido? Miren a los pájaros: ni siembran, ni siegan, ni almacenan y, sin embargo, el Padre celestial los alimenta. ¿No valen ustedes más que ellos?...”

¿Por qué andamos tan preocupados?,  no quiere decir esto que nos vamos a tirar a la bartola como se dice, o sea a ser unos vagos y decir que Dios nos alimente, eso no, hay que poner los medios. “El Señor también dice: Ya sabe el Padre del cielo que tienen necesidad de todo eso. Sobre todo busquen el reino de Dios y su justicia; lo demás se les dará por añadidura.” Esto quiere decir, que el Señor nos ha dejado como encargo a todos los hombres dominar la tierra, cultivar el Jardín del Edén; es decir ayudarle a perfeccionar la creación con nuestro trabajo, por lo tanto hay que trabajar y trabajar bien y si trabajamos bien y buscamos el Reino de Dios y su Justicia  todo lo demás vendrá solo. No hay que estar agobiados, pues es esto, lo que nos quiere decir el Señor, que no seamos unos vagos, ociosos, ¡no!, hay que trabajar con serenidad y tranquilidad; hay que trabajar para vivir, no vivir para trabajar, como hacen algunos; están todo el día trabajando  y descuidan a la familia y un montón de cosas. Sí no están buscando el Reino de Dios y su Justicia, están buscando el financiamiento propio, el poder, el dinero, lo que fuere, pero no el Reino de Dios y su Justicia. Si nosotros buscamos el  Reino de Dios y su Justicia, si trabajamos con serenidad, todo lo demás vendrá por añadidura; eso es lo que nos quiere enseñar el Señor, por lo tanto hay que ponerlo por obra.

Tú te imaginas a San José y a la Virgen perdiendo el tiempo. Tú te figuras a  la Virgen chismeando  con sus amigas y descuidando a Jesús, la comida o lo que fuera, o tal vez la casa toda sucia. Tú te imaginas a San José parloteando en el bar con los amigotes y descuidando su trabajo  y no llevar el dinero que hacía falta para su familia, ¡claro que no!

Vamos a pedirles a la Virgen y a San José que sepamos trabajar con serenidad, con esfuerzo y sacrificio personal, pues  todo lo demás vendrá por añadidura.

Que Dios nos bendiga a todos. 
  
+ Juan Antonio Ugarte Pérez
  Arzobispo del Cusco




 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8