Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 30 de Maro 2014

IV Domingo de Cuaresma (Jn 9,1-41)
''
Muy queridos amigos:                                                  

El IV domingo de Cuaresma, es denominado Domingo de Laetare, por el canto de entrada: “Alégrate Jerusalén; el párroco usa el ornamento de color rosado, que simboliza una pausa de alegría  en el tiempo de Cuaresma, tiempo penitencial. El Evangelio nos habla sobre la curación de un ciego y dice: “En aquel tiempo, al pasar Jesús con sus apóstoles vio a un hombre ciego de nacimiento. Al ver esta escena sus apóstoles le preguntan: Señor, ¿quién pecó más, éste o sus padres, para que naciera ciego?” --¡Miren qué mentalidad, cuánto prejuicio!--. “Jesús les contestó: Ni éste pecó ni sus padres, sino para que se manifiesten en él las obras de Dios. Jesús  escupió en la tierra, hizo barro con la saliva, se lo untó en los ojos al ciego y le dijo: Ve lávate,  él fue, se lavó, y volvió con vista. Y los vecinos y los que antes solían verlo pedir limosna le preguntaron: ¿Y cómo se te han abierto los ojos?, él contestó: Jesús hizo barro, me lo untó en los ojos y me dijo que fuese a Siloé y que me lavase. Entonces fui, me lavé, y empecé a ver”.

Queridos hermanos, el Papa Francisco, últimamente ha estado hablando mucho del chisme, de la murmuración, del hablar mal de los demás; lo dice en su último documento que nos lo ha escrito  en la Carta Apostólica Post-Sinodal “La Alegría del Evangelio”. No debemos hablar mal de nosotros, no hay que hablar mal de nadie; sí no puedes hablar bien, ¡cállate!, pero no te metas en la vida de los demás. Es una verdadera lástima, pero husmear en la vida de los demás, es una cosa que nos gusta, por eso hay esos programas de chismografía que tienen mucho rating.

Es lamentable, pero hasta en grupos de cristianos, católicos, se anda hablando mal de los demás, por eso yo les digo, desconfíen siempre de quienes hablan mal de los otros hermanos en la Iglesia, porque esos no son cristianos,  son como los fariseos, ¡hipócritas! que se fijan la paja en ojo del vecino y no quieren ver la viga que traen en los suyos. 

Querido hermano, procura luchar y esforzarte por ser mejor cada día, ayuda a tus hermanos y reza por ellos y si vez a alguien que está haciendo mal, a solas se lo dices a la cara, con cariño. Nuestro Santo Padre, San Bernardo, nos dice: “Procura adquirir las virtudes que crees que faltan en tus hermanos y ya no verás sus defectos, porque no los tendrás tú”, enseñanza que debemos poner en práctica.

Vamos a pedirle a nuestra madre Santa María y a San José, nuestro padre y señor, que nos ayuden a ayudar a los demás, a luchar más y a no estar fijándonos y metiéndonos en la vida de los demás. Rezar por nuestros hermanos, porque a todos nos falta que nos encomienden.

Que Dios nos bendiga a todos.     


+ Juan Antonio Ugarte Pérez
 Arzobispo del Cusco



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8