Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 25 de Mayo 2014

VI Domingo de Pascua
''
Muy queridos amigos:

Este VI domingo de Pascua, comentaré la primera lectura que está tomada de los Hechos de los Apóstoles, es muy interesante y dice: “En aquellos días, Felipe bajó a la ciudad de Samaria y predicaba allí a Cristo. El gentío escuchaba con aprobación lo que decía Felipe, porque habían oído hablar de los signos que hacía, y los estaban viendo: de muchos poseídos salían los espíritus inmundos lanzando gritos, y muchos paralíticos y lisiados se curaban. La ciudad se llenó de alegría. Cuando los apóstoles, que estaban en Jerusalén, se enteraron de que Samaria había recibido la Palabra de Dios, enviaron a Pedro y a Juan; ellos bajaron hasta allí y oraron por los fieles, para que recibieran el Espíritu Santo; aún no había bajado sobre ninguno, estaban sólo bautizados en el nombre del Señor Jesús. Entonces les imponían las manos y recibían el Espíritu Santo”. Esta suele ser una de las lecturas que se usan cuando se confiere el Sacramento de la Confirmación.

El Diácono Felipe fue y empezó a predicar y muchos se bautizaron en el nombre del Señor, del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, como el Señor les había indicado, y los diáconos bautizaban a todos los fieles y no había ningún problema, porque cualquiera podía bautizar. Pero, cuando esa noticia del éxito que había tenido la predicación del Diacono Felipe, y que había bautizado a muchos, llega a Jerusalén, envían a dos de los apóstoles para que  a los que ya estaban bautizados les impongan las manos, para que recibieran el Espíritu Santo, porque solo estaban bautizados en el nombre del Señor Jesús; quedando establecido que son dos sacramentos distintos, el Bautismo y la Confirmación. El Bautismo con la infusión del agua, por inmersión o por cualquiera de los sistemas válidos para Bautizar y la Confirmación porque recibían al Espíritu Santo  por la imposición de las manos de los apóstoles, no de cualquiera.

Nosotros somos sucesores de los apóstoles, la organización de la Iglesia  ha crecido tanto que había que organizarse territorialmente, de allí que nos encargan una porción del pueblo para atenderlos y vamos recorriendo la diócesis, confirmando, poniendo las manos a lo que ya están bautizados.

Queridos hermanos vamos a pedir al espíritu santo para que esos dones que hemos recibido por el Sacramento de la Confirmación nos fortifiquen en cada uno de nosotros.

Que Dios nos bendiga a todos.

+ Juan Antonio Ugarte Pérez
Arzobispo del Cusco



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8