Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 13 de Julio 2014

XV Domingo del Tiempo Ordinario (Mt 13,1-23)
'En todo ambiente social en el que nos desarrollemos tenemos que dar buen ejemplo'
Muy queridos amigos: 

Este domingo, el Evangelio nos muestra la Parábola del sembrador y dice: “El Reino de Dios es semejante a un sembrador que salió a sembrar su semilla y al sembrar, un poco cayó al borde del camino; vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra, y, como la tierra no era profunda, brotó en seguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y por falta de raíz se secó. Otro poco cayó entre espinas, pero estas la ahogaron. El resto cayó en tierra buena y dio grano: unos, ciento; otros, sesenta; otros, treinta. El que pueda entender entienda”. Después, los apóstoles se acercaron y le dijeron: Señor explícanos la parábola, y el Señor les explica y dice: “El sembrador soy yo, la semilla es la palabra de Dios y la siembra es el mundo. La semilla que cayó en el camino  es aquella gente que escucha la palabra de Dios, pero no la toma en consideración;  lo sembrado en terreno pedregoso significa el que la escucha y la acepta en seguida con alegría; pero no tiene raíces, es inconstante, y, en cuanto viene una dificultad o persecución por la palabra, sucumbe. Lo sembrado entre espinas significa el que escucha la palabra; pero por los afanes de la vida y la seducción de las riquezas la ahogan y se queda estéril. Lo sembrado en tierra buena significa el que escucha la palabra y la entiende; ése dará fruto y producirá ciento o sesenta o treinta por uno”.

Lo que tenemos que procurar nosotros es, ser esa buena tierra, que recibe la Palabra de Dios, la conserva, la medita y da fruto. Y ¿cómo da fruto?, en primer lugar, con el testimonio de la propia vida; si realmente te esfuerzas por ser mejor cada día, por ser buen cristiano, por ser coherente con la fe que dices profesar. Si te esfuerzas por ser coherente, ya estás dando un testimonio con tu vida, ya estás dando fruto, dando buen ejemplo a los demás. Pero, no te puedes contentar con ese testimonio de tu vida, sino que además, tienes que procurar transmitir a otros la Palabra de Dios, empezando en el hogar, como buen hijo, buen padre, buen hermano y en tu trabajo, como buen amigo, buen compañero.

En todo ambiente social en el que nos desarrollemos tenemos que dar buen ejemplo, sino podemos escandalizar a los demás. Si los cristianos viviéramos de verdad el Espíritu de Cristo, otro seria el mundo; para eso, lejos de pensar en que los demás deben de cambiar, uno mismo debe cambiar, mejorar, luchar para ser mejor; para que los demás, que me vean cómo vivo, deduzcan que soy un cristiano, de eso se trata.

Vamos a pedirle a nuestra madre Santa María que nos ayude a dar ese buen testimonio y a ayudar a los demás con el ejemplo.

Queridos hermanos que Dios nos bendiga a todos.

+ Juan Antonio Ugarte Pérez
Arzobispo del Cusco



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8