Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 20 de Julio 2014

XVI Domingo del Tiempo Ordinario (Mt 13,24-43)
'¿Qué haces tú y que hago yo para difundir ese mensaje de Cristo?'
Muy queridos amigos: 

Este domingo, domingo XVI del Tiempo Ordinario, el Evangelio de San Mateo, nos dice: “El Reino de los Cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero, mientras la gente dormía, su enemigo fue y sembró cizaña en medio del trigo y se marchó. Cuando empezaba a verdear y se formaba la espiga apareció también la cizaña. Entonces fueron los criados a decirle al amo: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo?, ¿de dónde sale la cizaña? Él les dijo: Un enemigo lo ha hecho. Los criados le preguntaron: ¿Quieres que vayamos a arrancarla? Pero él les respondió: No, que, al arrancar la cizaña, podrían arrancar también el trigo. Déjenlos crecer juntos hasta la siega y, cuando llegue la siega, diré a los segadores: Arranquen primero la cizaña y átenla en gavillas para quemarla, y el trigo almacénenlo en mi granero”. Aquí hay que explicar varias cosas; primero qué es la cizaña, es una especie de mala yerba que se parece al trigo, pero no forma trigo sino una espiga que no tiene nada. Esta parábola, lógicamente hace referencia al Reino de los Cielos; es decir nos está hablando de la situación de la Iglesia actualmente en el mundo, donde hay abundancia de cizaña.

En esta parábola el enemigo sembró la cizaña mientras los hombres dormían; ¡qué pena verdad! Los hombres que deberían cuidar el campo se quedaron dormidos y el enemigo no duerme. Al igual que en la parábola, actualmente sigue pasando lo mismo en la Iglesia, vemos cómo los enemigos de Dios y de la Iglesia siembran cizaña en abundancia, y toman esta acción con mucho entusiasmo, con una actitud de generar una sociedad sin Dios, anticristiana que va promoviendo toda una serie de costumbres paganas, intentando incluso revivir no solamente las costumbres idólatras, sino los ritos paganos. Cuando empieza a perderse la fe aumentan las supersticiones y si te habrás fijado, conforme la gente ha ido perdiendo su piedad cristiana, sus costumbres cristianas, en todas partes empezaron a surgir lectores del tarot, adivinadores, brujos, etc., quienes fueron poniendo recetas curiosísimas, como si fueran cosas mágicas. Con estas acciones se pierde la fe y se aumenta la superstición, y esa es la labor del enemigo que no duerme y siembra cizaña mientras nosotros los cristianos muchas veces nos quedamos dormidos. ¿Nosotros qué hacemos?, ¿Qué haces tú y que hago yo para difundir ese mensaje de Cristo?, que es un mensaje de salvación, de alegría, de libertad y por lo tanto también de felicidad en este mundo; ¿Qué estamos haciendo?, pregúntatelo y también pregúntate ¿Qué puedo hacer más de lo que estoy haciendo?

Vamos a pedirle a nuestra madre Santa María, Reina de los Apóstoles, que nos ayude a sembrar buena semilla, y a sembrarla con generosidad, sin dejarnos llevar por el mal sueño de la pereza y la comodidad.

Que Dios nos bendiga a todos.


+ Juan Antonio Ugarte Pérez
Arzobispo del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8