Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 15 de Febrero 2015

VI Domingo del Tiempo Ordinario (Mc 1,40-45)
'Si quieres puedes limpiarme'
Muy queridos hermanos

Nuevamente les expreso mi cordial saludo, deseándoles que la paz del Señor reine en sus corazones. Entramos ya a la sexta semana del Tiempo Ordinario y estamos acompañando a Jesús en su recorrido, cumpliendo su tarea encargada por su Padre como misionero del Señor.
Hoy vamos a ver a Jesús realizando el milagro de la curación de un leproso, para poder entender el mensaje que nos ha querido traer la palabra de Dios para este domingo, quisiera primero recordarles qué era en los tiempos de Jesús la condición de un leproso. La lepra era una de las enfermedades más terribles de aquella época, pero esta enfermedad tenía un contexto muy negativo, porque se le consideraba como la señal de una maldición de Dios y era un marginado de la sociedad.

El pasaje de este domingo nos permite ver el encuentro entre Jesús y un leproso que tiene fe, quien al haber oído hablar de Jesús va a su encuentro como dice el Evangelio (se acercó a Jesús un leproso). Éste es el signo de un hombre que había puesto su confianza y esperanza de que Jesús lo iba a curar. Veamos cuáles fueron las actitudes de aquel hombre de fe:Primero, se acerca a Jesús, pese a estar prohibido por la ley; segundo, se pone de rodillas, reconociéndolo como ser divino; y tercero, le dice con toda humildad, “sí quieres puedes limpiarme”. Fijémonos en esa frase: “si quieres”, no le dice, si puedes, porque él sabía que Jesús lo iba a curar, tenía fe. De esa forma quería tocar su corazón, ya que según las leyes, no podía tocarle por ser leproso. Ante esta actitud ¿cómo reacciona el Señor? Él, sin dejarse llevar por lo que dice la ley, se pone frente al leproso, escucha su pedido, se conmueve. El Señor se conmueve e inmediatamente lo toca y le dice: “sí quiero”, y queda limpio; y Jesús le dice: “no le digas a nadie”; pero él salió y lo predico a todo el mundo.
 
¿Qué nos quiere decir la Palabra de Dios con este milagro?, nos confirma el signo de la presencia del Reino de Dios que ha enviado a su Hijo, para liberar a todo hombre de cualquier marginación, esclavitud y exclusión; pues el Reino de Dios, es un Reino que libera, incluye y acoge.

Si bien es cierto, ahora ya no hay leprosos, pero sí aquellos marginados y excluidos, ya sea por su condición social, económica, cultural; muchas especies de lepra que vamos encontrando hoy en tantos hermanos. Entonces, ¿Cómo debe ser nuestra actitud?, nunca de rechazo, indignación, marginación, al contrario, imitemos a Jesús, acerquémonos  y pongamos las oportunidades para que ninguna persona se sienta excluida, ni marginada, porque en el Reino de Dios  cabemos todos, porque todos somos hermanos.
 
Que Dios los bendiga y les conceda una semana muy feliz a todos.

+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo del Cusco


 


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8