Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 8 de Maro 2015

III Domingo de Cuaresma (Jn 2,13-25)
''

 Muy queridos amigos y amigas:

Que la luz y la fuerza del Espíritu Santo les acompañe en este Tiempo de Cuaresma. Hemos empezado este camino hacia la Pascua, somos una Iglesia que va en camino a la celebración de la Resurrección del Señor y en este camino nos va acompañando la Palabra de Dios.

Para esta segunda semana del Tiempo de Cuaresma, la Palabra de Dios nos quiere fortalecer en el don de la fe; todos nosotros en algún momento de nuestras vidas hemos tenido la experiencia de lo que significan los problemas y hay veces que los problemas de la vida, sean pequeños, medianos o grandes, nos llevan a desanimarnos, hay veces que nos llevan a la desesperación, como a perder el sentido y la esperanza. Esto es lo que vivieron los apóstoles cuando Jesús les anunció que iba a Jerusalén, para ser juzgado y condenado a muerte; esta noticia produjo en los discípulos una gran desazón; entonces, Jesús para poder animarles, fortalecerles la fe, los lleva a una montaña alta para transfigurarse. Por eso, el Evangelio de este domingo, nos presenta el pasaje de la transfiguración de Jesús, cómo su cuerpo humano se convierte en el reflejo de la grandeza de su divinidad, así los discípulos viendo a Jesús transfigurarse podían entender y comprender que no era simplemente un hombre común y corriente, sino que era Dios hecho hombre y esto significaba para ellos la seguridad de que este camino de cruz y sufrimiento iba a llevarles a la victoria en la resurrección.

El mensaje que nos quiere dar para esta semana la Palabra de Dios es fortalecer nuestra fe, la Iglesia siempre ha tenido que enfrentar problemas, dificultades; los cristianos han tenido que enfrentar muchos sacrificios, con mucho esfuerzo, llevar adelante su compromiso para lograr conseguir la santidad y hacer presente el Reino de Dios en medio de los hombres, nada ha sido fácil, nada es fácil; pero, el camino de la cruz es el camino más seguro para llegar a la resurrección. Por eso, en esta semana querido hermano, querida hermana, reflexiona, ¿Cómo va tu fe? ¿Cómo vas viviendo esos momentos difíciles de la vida en el hogar, en el trabajo, con los hijos, con los compañeros, con los amigos? o ¿Estamos viviendo momentos difíciles y trágicos en la sociedad? ¿Cómo los enfrentamos? ¿Qué dice nuestra fe? ¿Tambaleamos?, ¿Nos desanimamos?.

Que esta semana, la transfiguración del Señor sea como una luz que te dé fortaleza frente a todas estas dificultades, no estamos solos, Jesucristo nos pide que seamos fuertes, valientes, perseverantes, y no nos desanimemos. Muchas veces, nos encontramos con nuestras propias debilidades y las de la sociedad y las debilidades del mundo, pero tenemos que luchar y esforzarnos para conseguir, junto con Jesús, la Gloria de la Resurrección. El Señor quiere animarte en esta segunda semana de Cuaresma para que tú sigas adelante en tus compromisos cristianos; no te desanimes, no te desesperes por más difícil y trágica que sea tu situación, ha veces el Señor nos prueba en la fe, Jesús hoy día con su transfiguración nos quiere decir que el camino de la cruz es el camino de la Resurrección.

Le pido al Señor, que bendiga a cada uno de ustedes y les dé esa fortaleza de su fe; que el Señor y el Espíritu Santo los acompañe siempre. Mi querido hermano, mi querida hermana, aprovecha los días de esta segunda semana de Cuaresma, para encontrarte con Jesús y que la luz de la fe te ilumine, te levante y te ayude a seguir adelante, a lograr conseguir ser ese hombre nuevo que Dios quiere y la sociedad también, para que en su familia, no se desanimen a luchar por los valores cristianos y por implantar el Reino de Dios.

Que Dios los bendiga.               

 + Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo del Cusco



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8