Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 27 de Febrero 2011

VIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
'Nadie puede servir a dos señores, '

El Evangelio de San Mateo nos dice: “Dijo Jesús a sus discípulos: Nadie puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro, o bien, se interesará por el primero y menospreciará al segundo. No se puede servir a Dios y al dinero. Por eso les digo: no se inquieten por su vida, pensando qué van a comer o qué van a beber, ni por su cuerpo, pensando con qué se van a vestir. . ¿No vale acaso más la vida que la comida y el cuerpo más que el vestido? …”

Con esto, el Señor no nos está diciendo que no trabajemos, o que no nos preocupemos por nuestra superación, porque definitivamente está muy bien que nos preocupemos siempre por adquirir la mejor formación profesional de la que seamos capaces, pues, también, tenemos derecho a procurar mejorar nuestra situación económica. Pero, sobre todo, según Dios, la obligación de trabajar no es solamente para vivir, es para desarrollar, para dominar la naturaleza. Dios nos entregó la creación para perfeccionarla, para dominarla y es que el hombre, con su trabajo, colabora con Dios en el perfeccionamiento de la creación.

Si bien es cierto, el trabajo sirve para sustentarnos, también es una colaboración con toda la sociedad. Por eso, qué importante es que pongamos las cosas en su sitio; el dinero lo necesitamos para tener una vida sobria, templada, con un cierto bienestar económico; pero, no podemos poner nuestra esperanza en el dinero y en el desarrollo económico, pues una cosa es vivir para tener cosas y otra muy distinta, tener cosas para vivir. Nosotros tenemos que dominar las cosas y no dejar que las cosas nos dominen.
Cuando las cosas nos dominan, nuestra única preocupación es estar a la moda, tener lo último de la tecnología, que en muchos casos usamos ni en el 10% de su capacidad y estamos siempre buscando lo último. Y es que hay una sociedad de consumo que nos está incitando continuamente para comprar, inventando un sin número de celebraciones para que compremos y regalemos.
Por tanto, no podemos estar viviendo pendientes de tener cosas, si hay que tener un deseo de desarrollarse y tener un bienestar económico, procurar desarrollar nuestras capacidades para mejorar nuestra situación profesional, para atender mejor a nuestra familia, para darles una mejor educación.
Vamos a pedir a la Virgen María, nuestra madre, que nos ayude a entender esas cosas y no poner nuestro corazón en las riquezas, sino en la Gloria de Dios.

Queridos amigos que Dios nos bendiga a todos.

+ Juan Antonio Ugarte Pérez
Arzobispo del Cusco
 



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8