Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 13 de Diciembre 2015

III Domingo de Adviento
'Conviértanse'

Queridos amigos y amigas:

En este tercer domingo del Tiempo de Adviento, hacemos aquella hermosa proclamación que decían los primeros cristianos: Maranatha, “ven Señor Jesús, ven pronto a salvarnos”. Estamos caminando hacia el encuentro con el Señor y vuelve a surgir delante de nuestros ojos la figura de Juan el Bautista. Juan está en las orillas del rio Jordán bautizando a una multitud de personas que acudió a su llamado de prepararse para el encuentro con el Mesías y mucha gente ha preguntado ¿Qué es? ¿Cómo es? Y Juan, el Bautista, les decía: “conviértanse”.

Hemos escuchado esta expresión: “el bautismo de conversión”. Mi Bautismo, es un bautizo de arrepentimiento; así empezó a preparar Juan el Bautista a la gente para su encuentro con Jesús. ¿Qué significaba este bautismo? Significaba arrepentirse y conseguir el perdón de los pecados, para que su corazón pueda estar limpio y libre para encontrarse con el Mesías. Es muy distinto al verdadero bautismo, que Jesucristo luego viene a instaurar, que es un bautismo que significa un nuevo nacimiento, una vida nueva con Jesús y en Jesús.

Para Juan, el Bautista, el primer paso es la conversión, ese arrepentimiento profundo de una vida equivocada, de una vida que es llevada, quizás, contraria a la voluntad de Dios, por eso dice que hay que arrepentirse, hay que pedir perdón y con ese perdón tu corazón estará en paz para encontrarse con Jesús. Muchísima gente le preguntaba a Juan: “Yo ya me arrepentí ¿ahora qué tengo que hacer? Y, qué hermosas las palabras de Juan, una reflexión para esta tercera semana: “Demuestren con obras su arrepentimiento”, el cambio de actitud, el cambio de pensamiento.

El cambio de comportamiento es la señal de una verdadera conversión, por eso en esta tercera semana, también nosotros tenemos que preguntarle al Señor: ¿Qué tengo que hacer? La semana pasada hemos dicho “examen de conciencia”; en esta tercera semana tenemos que saber responder al arrepentimiento y demostrar que hemos cambiado.

No olvidemos que Juan, el Bautista nos dice: ya viene el Mesías, ya viene alguien que va a traerles el nuevo bautismo, una vida nueva, una vida llena de la gracia y digna de Dios. Por lo tanto, en esta tercera semana, hermano y hermana, llénate de gozo en el corazón, porque ya faltan pocos días; pero antes de llegar a tu encuentro con Jesús, tienes que demostrar que realmente estas preparado (arrepentido y cambiado). Deja de lado los resentimientos, controla el carácter, pide perdón y transmite paz, evitando dañar y ofender a los demás.

Tú analiza, qué actitudes concretas vas a demostrar tu arrepentimiento en este encuentro con Jesús, que la Navidad también tenga una relación con tu bautismo. Jesús, al nacer, viene a llamarnos a la salvación; el día de nuestro bautismo hemos aceptado esta salvación de Jesús, por lo tanto, si Jesús nace en navidad, también nos va a recordar nuestro nuevo nacimiento como cristianos. Que en esta Navidad, el Señor derrame muchas bendiciones a tu familia y les colme de la paz. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo de Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8