Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 8 de Mayo 2016

La Ascensión del Señor (Lc 24:46-53)
'No tengan miedo Yo estaré con ustedes todo el tiempo hasta el fin de los siglos.'


Muy queridos hermanos y hermanas: 

Nuevamente nos reúne la Palabra del Señor para hacernos llegar su mensaje tan importante. En nuestra vida cristiana estamos en el Año de la Misericordia, por lo tanto mi saludo cariñoso a cada uno de Ustedes, para que este Espíritu del Señor llegue a sus familias y corazones.
 
Hoy, nuestra Iglesia celebra la Solemnidad de la Ascensión del Señor; todos tenemos  grabada en la mente la  imagen de Jesús que culminada su misión en la tierra  y retorna a la casa de su Padre, en esta escena los discípulos contemplan a Jesús que sube hacia  lo alto del cielo y desaparece.
 
Es importante entender cuál es el mensaje que nos trae Jesucristo con su Ascensión al Cielo. En primer lugar deja su Iglesia a cargo de sus apóstoles y sabe muy bien que ellos tienen que continuar su obra de llevar su mensaje a todos los rincones del mundo, para que con este mensaje el mundo cambie y tenga un cielo nuevo, una tierra nueva, una vida nueva y un mundo nuevo; no un lugar donde reine el pecado, el mal, la destrucción, sino, que reina el amor y la paz.
 
Jesús con su  aparición a sus  discípulos ha ido animándolos y fortaleciéndolos, para que ellos puedan tener la certeza profunda de la obra que les encarga en sus manos, ese encargo basado en la misión de continuar su tarea,  esa tarea de hacer presente el Evangelio de Dios en medio de los hombres; pero Él sabía muy bien que esta misión que confía a su Iglesia requeriría de la presencia del Espíritu Santo, es por eso  que el Señor decide retornar a la casa de su Padre y desde ahí enviar  la fuerza, la energía, y la vida de la Iglesia concretizada en el Espíritu Santo.
 
Mi querido hermano y hermana, durante esta semana vamos a meditar esta Ascensión de Jesucristo a los Cielos, el hecho de irse no significa una ausencia, sino un cambio de presencia; ya no es el Señor resucitado. Jesucristo se va a la casa de su Padre, pero se queda con nosotros en el Misterio de la Eucaristía, cumpliendo la gran promesa que Dios hizo cuando le puso el nombre  a su hijo Jesús, Dios con nosotros.
 
Jesús dice al volver a la casa de su Padre: “No tengan  miedo Yo estaré con ustedes todo el tiempo hasta el fin de los siglos”, por eso tenemos que sentir muy cerca la presencia de Jesús que nos acompaña y que esta iluminándonos, para tener la alegría y fuerza necesaria de anunciar su Evangelio.
 
Mi hermano, mi hermana Jesús que nos ha enviado el Espíritu Santo nos quiere decir que debemos empezar siempre de nuevo con su presencia, con su fuerza. Que este Señor que sube a los cielos nos prepare para recibir el don del Espíritu Santo, y que nos colme de muchas bendiciones en esta última semana del Tiempo de Pascua.
 
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

+Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo Metropolitano del Cusco
 


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8