Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 22 de Mayo 2016

Santísima Trinidad
'Tenemos que ser instrumentos de comunión para ser comunidad'


Mi saludo cariñoso y fraterno a todos y cada uno de Ustedes hermanos y hermanas:
 
En este domingo de la Santísima Trinidad, en este año Jubilar de la Misericordia, estamos invitados todos como Iglesia a poner nuestra mirada en el hermoso modelo y ejemplo de la Santísima de trinidad.
 
Hoy, toda la Iglesia renueva su fe en el Dios que Jesús nos ha revelado, un Dios que es comunidad de personas; un Padre que nos ama y nos da la vida todos los días; el Hijo que se ha hecho hombre y ha entregado su vida por salvarnos; y un Espíritu Santo que es la fuerza del amor entre el Padre y el Hijo que anima y guía la obra de salvación de los hombres. Este Misterio es tan grande y hermoso, que hoy lo celebramos con alegría y entusiasmo. Esta comunidad de personas en el fondo tiene un solo objetivo, y es su amor a cada hombre, a cada familia y a toda la humanidad. Ahí está el mensaje de la Misericordia y Dios es sumamente Misericordioso; por lo tanto, el Padre es Misericordioso, el Hijo es Misericordioso, el Espíritu Santo es Misericordioso.
 
La palabra de Misericordia define e identifica el ser y la acción de las tres personas de la Santísima Trinidad. En este día tenemos que agradecer a Dios su amor por cada uno de nosotros y por cada una de las situaciones que va pasando cada hombre, cada familia, cada sociedad. Dios no es indiferente a los problemas, ni a las situaciones que van desarrollando sus hijos, Dios tiene un amor Misericordioso y lo expresa a través de esta comunidad.
 
El otro mensaje que nos trae hoy el Evangelio, es encontrar en  la Santísima Trinidad el modelo de comunión que debemos reflejar en nuestra vida personal, familiar, laboral y  social. En la actualidad estamos divididos en un clima de tensiones y enfrentamientos, porque en vez de unirnos nos distanciamos.
 
El modelo de la Santísima Trinidad, es de tres personas distintas un solo Dios verdadero, tres personas distintas un solo amor, tres personas distintas un solo objetivo; las diferencias los unen para poder dar todo su amor en bien de cada persona, en bien de la humanidad.
 
Las  diferencias no tienen por qué llevarnos a enfrentamientos, sino más al contrario, nos tienen que llevar a dialogar, a consensuar, a encontrar y enriquecer las opiniones, la forma de ver la vida  y obtener a un consenso. Las diferencias nos tienen que unir, no separarnos; es por eso que hoy la Santísima Trinidad nos invita a tomar en cuenta el modelo de comunión y aplicarlo en la familia, en el trabajo, en la parroquia y en todos los ámbitos en el que nos desarrollamos.
 
Todos nosotros debemos ser el reflejo de la Santísima Trinidad, ser instrumentos de comunión para ser comunidad; en este aspectos tenemos que trabajar en  todos los niveles como buenos cristianos, buscando siempre el elemento de fe y de comunión.
 
Queridos hermanos, hablar de la Santísima Trinidad, es hablar  de la necesidad y el compromiso de sembrar en la sociedad, en el corazón de cada persona el sentido más grande de unidad y construir una sociedad comprometida, unida y solidaria. Que Dios derrame muchas bendiciones a cada una de vuestras familias y que  la Santísima Trinidad les colme de toda su gracia.
 
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
 
+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
 Arzobispo Metropolitano del Cusco
 


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8