Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 10 de Julio 2016

XV Domingo del Tiempo Ordinario
''


Muy queridos hermanos y hermanas:
 
Mi saludo fraterno y cariñoso a todos y cada uno Ustedes. Estamos en el domingo, día del Señor, día de nuestro encuentro con Jesús, día de encuentro con su Palabra. El Señor nos anima en este camino que seguimos como discípulos suyos. ¡No olvidemos los domingos anteriores!, Jesús nos recordaba que somos sus discípulos y que estamos enviados para la misión.
 
Este domingo, Jesús nos sigue instruyendo y quiere que seamos auténticos discípulos y misioneros suyos; por eso en este domingo el Señor nos enseña a complementar estas actitudes, con una actitud fundamental para todo cristiano que es “el amor por el prójimo”. Por eso hoy nos presenta la Parábola del Buen Samaritano. Jesús nos quiere dar la lección de ser solidarios con nuestros hermanos que sufren; Él quiere que todos sus misioneros tengan un corazón sensible que sabe detectar el dolor y la necesidad, quiere que cada uno de ellos tengan un corazón abierto, que superen la indiferencia, que salgan de sí mismos para tender una mano a todo aquel que sufre alguna necesidad.
 
Vamos a poner la mirada en el primer personaje de este pasaje: el judío que había caído apaleado, porque lo habían asaltado unos bandidos y lo habían golpeado y dejado en el camino. Este judío así golpeado, representa a todo hermano y hermana, porque así tenemos que llamar a todos nuestros hermanos prójimos, pues son nuestros hermanos. El judío figurativamente simboliza a todas las personas que pasan necesidad y momentos difíciles; ya sea de sufrimiento, enfermedad, abandono, pobreza, marginación, exclusión, viendo en nuestro entorno tantos casos de dolor y sufrimiento, están ahí botados en la calle y todos los días nos encontramos con ellos, pues tienen miles de rostros. Hoy, veremos el itinerario del Buen Samaritano, para que aprendamos cómo quiere Jesús que seamos seguidores suyos, llenos de misericordia y disponibles a la solidaridad con el prójimo.
 
En primer lugar, nos dice: “Lo vio y se conmovió”, cuántas veces necesitamos abrir nuestros ojos y nuestro corazón ante el dolor de los demás. Este es el primer paso del auténtico seguidor de Cristo que quiere ser solidario con el hermano que sufre. Verlos, conmovernos y acercarnos al hermano sufriente.
 
En segundo lugar: “Le curó sus heridas" y lo hizo con lo que tenía a la manola solidaridad no son palabras bonitas, deseos, buenas intenciones, sino es hacer cosas concretas. Si mi hermano necesita algo en lo que pueda le ayudo, con lo que tenga le doy la mano y comparto esa actitud personal, esa cercanía, esa compasión que tiene que ser efectiva con hechos concretos. Y dice: “El Buen Samaritano lo subió en su cabalgadura, lo llevó a una posada y pasó toda la noche cuidándolo”; este hecho nos muestra como el Buen Samaritano da todo por el prójimo, lo cuida y le da un tiempo para que se recupere. Jesús nos pide tiempo para nuestros hermanos, y saber escuchar, tener la paciencia de poder poner los medios suficientes, disponibles o posibles que estén en nuestras manos para que nuestros hermanos puedan superar los momentos difíciles que pasan, darles un tiempo es humanizar ese dolor.
 
El tercer paso: “Lo llevó ante un posadero y pagándole le encargó que lo cuidara hasta que se restablezca su salud”; en este punto Jesús nos muestra el compromiso de compartir con nuestros hermanos esa solidaridad e invitar a otros a compartir esta compasión por nuestro prójimo, siendo esta una compasión comunitaria, buscando la ayuda de los demás.
 
Todo este itinerario del Buen Samaritano es el itinerario que el Papa Francisco desea hoy para la Iglesia y para cada cristiano. El Santo Padre desea que sigamos esa ruta de compasión, solidaridad y humanismo, para con nuestros hermanos. Si seguimos estos pasos del Buen Samaritano, ¡que distinta seria nuestra sociedad!, y se superarían muchos problemas. Aprendamos de este pasaje, la lección que el Señor nos quiere dar para que seamos auténticos misioneros y seguidores de Cristo.
 
Que el Señor te bendiga, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
 
 + Richard Daniel Alarcón Urrutia
 Arzobispo Metropolitano del Cusco
 


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8