Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 28 de Agosto 2016

XXII Domingo del Tiempo Ordinario
''


Muy queridos hermanos y hermanas: 

Nuevamente el Señor nos regala un domingo para encontrarnos con Jesús, con su Palabra y con nuestra comunidad cristiana.
 
Estamos prontos a celebrar la Fiesta de Santa Rosa de Lima, que Ella interceda por todos sus hijos del Perú y nos enseñe a ser misericordiosos en este Año del Jubileo de la Misericordia.
 
Estamos en esta semana escuchando la Palabra del Señor, que nos sigue instruyendo en nuestro camino como cristianos. En esta oportunidad su Palabra, el Evangelio nos indica cómo debemos de ser discípulos de Jesucristo en medio de este mundo que estamos viviendo.
 
 Si queremos construir el Reino de Dios no olvidemos que estamos llamados a vivir un nuevo estilo de vida; un estilo de vida muy diferente a cómo nos lo ofrece el mundo de hoy. Para ser auténticos discípulos del Señor tenemos que asumir actitudes distintas al mundo actual en el que vivimos. Jesús nos recomienda en esta semana a través de su Evangelio que estamos llamados a seguir el camino de la sencillez y de la humildad; esta sencillez y humildad debe reflejarse en nuestro trato con los demás, ese trato con cada persona, ya sea en la familia, en el trabajo o en nuestras relaciones diarias con todas las personas.
 
La sencillez y la humildad, deben de ser la característica y la señal de ese compromiso como discípulo del Señor; estas actitudes deben de estar muy lejos de lo que hoy nuestra sociedad trata de imponernos como aquellas actitudes de orgullo, de vanidad o actitudes de competencia por buscar ser los mejores, o por buscar los mejores puestos.
 
La señal auténtica del discípulo de Jesús es dar amor y un amor gratuito, ¡no interesado, ni en la recompensa, ni en el reconocimiento! Nuestro modelo es Jesús, que buscó hacer el bien sin esperar nada, dándolo todo por el bien de los demás; éste debe de ser el modelo y el ejemplo que debemos de imitar los discípulos del Señor en todo momento de nuestras vidas.
 
El pasaje del Evangelio de este domingo nos presenta la figura de esos fariseos, que buscaban afanosamente ocupar los primeros puestos o que se preocupaban de invitar a quienes más tenían, simplemente por el interés personal de poder sacar los mejores beneficios; estas actitudes de estos fariseos no está muy lejos de muchos personajes de hoy, basta abrir el periódico, ver la televisión todos los días o en nuestra apreciación de una gran cantidad de personas que hoy día simplemente buscan beneficiarse de los demás para sus propios beneficios.
 
Algunos políticos, y artistas se hacen presente en el mundo social, simplemente por buscar beneficios personales o de grupo: “doy para que me des”, esa es la señal que encontramos hoy en día en estos nuevos fariseos, que están buscando simplemente estas actitudes. Mis hermanos éste no debe de ser nuestro comportamiento como discípulos y seguidores de Jesús; Él nos invita hoy a tomar conciencia que nuestro camino debe de ser contracorriente a este mundo que hoy nos quiere impulsar a una actitud diferente a la de Jesús.
 
 El Señor nos pide actuar sin ningún interés, simplemente servir por amor y especialmente a quienes menos lo tienen y menos nos pueden devolver: a los más necesitados tenderles una mano, abrirle la puerta de nuestro corazón, de nuestras casas, para que en ellos podamos nosotros manifestar ese amor gratuito que Jesús nos enseña a todos sus discípulos; servir a estos hermanos será nuestra mayor y más grande recompensa.
 
 Estas actitudes de Jesús con lo más pobres y necesitados, de alguna manera está compaginado, con lo que el Santo Padre el Papa Francisco quiere en este Año de la Misericordia; que aprendamos en estas obras de misericordia corporales y espirituales, poner en práctica estas actitudes con sencillez y humildad, pero sirviendo a los que más lo necesitan. Te aseguro que cuando, tú caminas en este camino, mi hermano y hermana, vas a ser feliz y Dios te va a bendecir; que Él te acompañe en esta semana y bendiga todas tus acciones.
 
Que el Señor te bendiga, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
 
+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo Metropolitano del Cusco
 


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8