Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 4 de Setiembre 2016

XXIII Domingo del Tiempo Ordinario
'¿hasta dónde nuestra respuesta de seguir a Jesús como cristianos?'


Mi saludo cariñoso y fraterno a todos y cada uno de ustedes hermanos y hermanas:

 Hemos ingresado al mes de septiembre y le pedimos al Señor en este domingo para que abra siempre nuestro corazón, nos ilumine y acompañe en nuestro diario caminar, que Jesús nos siga enseñando a ser misericordiosos como el Padre.
Todos estos domingos estamos recibiendo las enseñanzas de Jesús, Él nos acompaña, Él es nuestro maestro y siempre vemos a Jesús que camina con sus discípulos, ahí estamos nosotros aprendiendo a ser discípulos del Maestro.
Cada domingo Él nos da una enseñanza y vamos caminando con Él, y a través de Él vamos también tratando de responder en nuestra vida ordinaria. No olvidemos el trasfondo de todas las enseñanzas de Jesús, ¿por qué nos predica?, por qué nos orienta, por qué nos dice esas palabras y ¿por qué realiza muchos gestos?, es para que aprendamos aquel hermoso inicio de su predicación que nunca debemos de olvidar: el reino de Dios ha llegado a ustedes, conviértanse y cambien de vida.

Este es el anhelo de Jesús cuando nos enseña y nos predica, Él quiere cambiar vidas, cambiar familias, cambiar la sociedad, cambiar la iglesia; su mensaje del reino siempre debe de ser un impulso a un cambio profundo de mente y de corazón, ese es el trasfondo de todos los mensajes en estos domingos y este domingo vamos a aprender lo que significa el seguir a Jesús.

Somos cristianos, el cristiano significa “seguidor de Jesús” pero ¿hasta dónde llega realmente esta respuesta de seguir a Jesús como cristianos? Por eso, el reino de Dios es lo que tiene que mover lo profundo de nuestro corazón y lograr atraer toda nuestra mente y toda nuestra vida; y con Jesús hacer que el reino de Dios llegue a cada persona, a cada familia en la sociedad.

Para poder seguirle al Señor, Él nos exige unas actitudes internas, seguir a Jesús de una manera externa y superficial no daría fruto, sería simplemente el cumplir unas funciones externas, pero el mensaje del Reino va más adentro, busca actitudes del corazón, actitudes de una opción y de una decisión, he encontrado a Cristo y Cristo ha transformado mi vida, por lo tanto este es el llamado que nos hace el Señor este domingo: si alguien quiere seguirle, el Señor le dirá: las actitudes, las señales, para ser un auténtico discípulo suyo, que lo siga, con su vida, con su palabra, con su testimonio.
¿Qué es lo que espera Jesús de nosotros? Nos lo dice en el Evangelio de este domingo: primero, que el proyecto del Reino de Dios debe de estar por encima de nuestros proyectos personales, inclusive familiares, Él está por encima de todos; por eso el Señor dice que aquel que prefiera otras cosas, otros intereses y no a Jesús, no es digno de ser su discípulo. El Señor nos dice que tenemos que preferir a Jesús y su Reino antes que nada, por lo tanto, débenos grabarlo bien en las intenciones de nuestro corazón, el proyecto del Reino debe de ser la opción de la vida del discípulo por encima de todo.

En segundo lugar, el proyecto del Reino nos exige asumir actitudes de conversión, por eso nos habla de la cruz, nadie puede ser discípulo si no carga su cruz y le sigue, un seguimiento de Jesús, un trabajo por el reino sin un cambio, sin una exigencia, sin un sacrificio, sin asumirlo con todas sus consecuencias, no tendría ninguna razón. Jesús nos dice: si quieres seguirme, vas a tener dificultades, vas a asumir muchas veces que te critiquen, muchas veces que te contradigan; pero el discípulo tiene que cargar esta cruz del sufrimiento, esta cruz del sacrificio para hacer presente el Reino de Dios con su perseverancia y su fidelidad.

Y en tercer lugar, el proyecto del Reino exige renuncias, en primer lugar hay que dejar muchas cosas que no contribuyen al Reino de Dios y hay que asumir una confianza en el amor de Dios, por eso el seguimiento de Jesús y el proyecto del Reino exige planificación, pensamiento, calcular hasta qué punto puedo yo aportar. Si unimos estas tres peticiones del Señor, vamos a tener entonces para esta semana, una seria evaluación, un examen de conciencia, cómo estamos respondiendo como cristianos a este compromiso que hemos hecho con Jesús el de asumir en nuestra vida el Reino de Dios.

Vamos a pedirle pues al Señor que Él nos ilumine, nos ayude a evaluar nuestra respuesta como seguidores de Jesús; no dejemos que el proyecto del Reino quede simplemente en bonitos ideales, bajemos a nuestras actitudes personales, llevemos este compromiso del Reino en la vida personal, en la familia y en la sociedad de acuerdo a como Jesucristo nos ha dado estas medidas.

Que el Señor nos ilumine y hagamos mucha oración para dar una respuesta de fidelidad al Señor y así podamos responder en el hoy, que tanta necesidad tiene de nuestro testimonio cristiano. Que Él les colme de todas sus bendiciones para esta semana.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén,

 + Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo Metropolitano del Cusco
 


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8