Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 25 de Setiembre 2016

XXVI Domingo del Tiempo Ordinario
''


Muy queridos hermanos y hermanas:

Nuevamente nos encontramos con la Palabra del Señor, para iniciar una semana en su nombre y pedirle a Él que nos colme de sus bendiciones. Que la paz de Cristo resucitado habite en cada uno de vuestros corazones.

Vamos caminando ya en el mes de setiembre, y el tema de la misericordia continúa resonando en el mensaje de la Palabra de Dios, y es que Dios nos está insistiendo permanentemente hoy más que nunca en el tema de la misericordia, al cual estamos todos llamados a dar testimonio en el lugar donde nos encontremos: en la casa, trabajo o en las actividades diarias; el tema de la misericordia nos invita a todos a salir de la indiferencia y a caminar hacia el encuentro con nuestros hermanos, especialmente con aquellos que sufren.

Este domingo, la Palabra de Dios nos pone delante de la Parábola del Rico Epulón y el Pobre Lázaro ¡este es el retrato del mundo de hoy! Pocos ricos que van banqueteándose ante la mirada de muchos pobres que no tienen ni siquiera para comer. Esta imagen que nos presenta hoy el Evangelio, nos invita a hacer una profunda reflexión sobre la justicia y la injusticia. Los hombres motivados por el dinero y la ambición del poder han creado un mundo de injusticias y esto va creando abismos entre los hombres, separándolos, distanciándolos unos de otros y esto lo vamos viviendo cada día con más fuerza y vamos viendo las trágicas y terribles conclusiones.

La injusticia de los hombres es provocada por un corazón lleno de ambición que cierra los ojos y no permite reconocer las necesidades de los hermanos; en cambio la Palabra de Dios nos invita a reflexionar sobre la justicia de Dios ¿cuál es la justicia de Dios? Es la apertura del corazón, es compartir con los demás los dones que recibimos, es saber abrir bien los ojos y saber abrir las puertas de nuestro corazón para poder encender un puente, el puente de la misericordia que nos invita a salir de nosotros mismos para encontrarnos con aquel que más sufre.

No olvidemos que sólo tenemos una sola oportunidad, la vida que Dios nos regala, después de esta vida cuando tengamos que presentarnos ante Dios ya no habrá oportunidad; aprovechemos los momentos que Dios nos regala. Dejemos que el Evangelio que acabamos de escuchar haga este milagro de convertir nuestros corazones en corazones misericordiosos; ¡sal a tu puerta hermano, sal a tu puerta! No te encierres en ti mismo, no trates de llenar tu vida y tus ambiciones sólo con cosas materiales, abre tu puerta y ahí te vas a encontrar con nuevos lázaros que están delante de ti, que están esperando una respuesta de amor, una actitud de solidaridad.

Abre tus puertas, sal a encontrarte con tus hermanos que más lo necesitan y no están lejos de ti, la recompensa será grande cuando te presentes ante Dios. Este es el mensaje que nos invita la Palabra de Dios, una nueva forma de ser misericordioso, de abrir tus puertas y salir al encuentro del hermano que más lo necesita.

Espero que la bendición del Señor te acompañe todos estos días de esta semana, y busca a ese Lázaro que está muy cerca de ti, quizás es tu familia, tu esposo, tu esposa, tus hijos o de repente algún familiar que en este momento necesita una palabra o una actitud de misericordia.

Que el Señor te acompañe todos los días de esta semana y te colme de su bendición. En el
nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo Metropolitano del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8