Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 10 de Abril 2011

V DOMINGO DE CUARESMA
'Sí, Señor, creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo. '

El Evangelio de hoy nos habla de la resurrección de Lázaro, un amigo de Jesús que vivía con sus hermanas cerquita a Jerusalén, en Betania, allí donde lo hospedaban cuando estaba de paso. Resulta que Lázaro se enferma y sus hermanas, Marta y María, le mandan a decir a Jesús: Señor, el que tú amas, está enfermo. Al oír esto Jesús dijo: esta enfermedad no es mortal; es para gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.

Jesús quería mucho a Marta, a su hermana y a Lázaro. Sin embargo, cuando oyó que éste se encontraba enfermo, dejó pasar unos días y cuando fue a su encuentro, éste ya estaba muerto. Marta salió a su encuentro y le dijo: Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. Pero yo sé que aun ahora, Dios te concederá todo lo que le pidas. Jesús le dijo: tu hermano resucitará. Marta le respondió: sé que resucitará en la resurrección del último día. Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí no morirá para siempre. ¿Crees esto? Ella le respondió: Sí, Señor, creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo.

Jesús, conmovido y turbado preguntó: ¿dónde lo han puesto? Y lo llevaron con él, y Jesús lloró. Al pedir que quiten la piedra del sepulcro, Marta dijo: Señor hace cuatro días que murió, ya huele mal. Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la Gloria de Dios? Y, entonces, cuando quitan la piedra, Jesús gritó: ¡Lázaro, ven afuera! y lo resucita.

Jesús con este milagro dejó en claro que él es Dios encarnado, Dios que ha bajado a la tierra, que se ha hecho hombre como nosotros y con su poder y su autoridad resucita a Lázaro, mostrando así su poder sobre la vida, sobre la muerte, sobre todo.

Vamos a pedirle al Señor que nos aumente la fe, que también nosotros creamos en verdad que él es el Mesías, el hijo de Dios, que se ha hecho hombre por nosotros. Y, vamos acudir a nuestra Madre, Santa María, madre de Dios y madre nuestra, para que nos acoja y nos ayude a ejercitar el amor de la fe y que ésta vaya en crecimiento en cada uno de nosotros.

Queridos amigos, que Dios nos bendiga a todos.

 

+ Juan Antonio Ugarte Pérez
Arzobispo del Cusco

 



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8