Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 20 de Noviembre 2016

Solemnidad de Jesucristo Rey (Lc 23,35-43)
'Reine Jesús por siempre, reine su corazón.'


Muy queridos hermanos y hermanas, nos unimos a toda la Iglesia Universal que celebra la Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo y queremos unirnos todos en esa exclamación que solemos cantar en uno de los himnos más famosos de la Iglesia: “Reine Jesús por siempre, reine su corazón”.
 
Esta es la intención con la cual concluye todo el Año Litúrgico y que este 2016, de una manera especial, lo hemos celebrado en el marco del Año Jubilar de la Misericordia. Por lo tanto, no solamente estamos celebrando la Solemnidad de Cristo Rey, sino que también nos unimos al Santo Padre, el Papa Francisco, que con esta celebración clausura el Año Jubilar de la Misericordia, es un tiempo precioso, un día maravilloso para proclamar a Jesús como Rey del universo y Rey de la Misericordia.
 
El Papa en este día domingo, clausurará el Año de la Misericordia cerrando la Puerta Santa de los jubileos, pero queda abierta la otra puerta, la puerta del corazón misericordioso de Dios que siempre permanecerá abierta para poder acoger a todos los hombres y mujeres, que necesitan recibir de Dios su amor, perdón y consuelo; esta misericordia es parte de la identidad de la Iglesia. El Santo Padre nos ha dejado un compromiso permanente, “Ser Misericordiosos como el Padre” y nos ha planteado el reto de que cada cristiano ponga en práctica las obras de misericordia, por eso en este día, fiesta de Cristo Rey, nos unimos a toda la Iglesia para darle gracias al Señor por todos los frutos que hemos recogido este año jubilar, ¡cuántas confesiones, cuántas eucaristías, cuántas celebraciones!, cuántas reflexiones hemos tenido sobre el tema de la misericordia y esto tiene que llegar a lo más profundo de nuestro corazón y también de nuestra convicción; el Dios de nuestra fe, el Cristo que nosotros hoy honramos y veneramos como Rey del Universo es el Señor de la Misericordia.
 
El pasaje del Evangelio nos presenta el calvario, a Cristo crucificado y el letrero colocado sobre su cruz: “Este es el Rey de los Judíos”, y es que Cristo nos quiere manifestar en esta clausura del Año de la Misericordia, que su vida es una vida de entrega por amor, Cristo reina desde la cruz, Cristo desde la cruz nos manifiesta la fuerza del amor, la cruz es el signo del límite de su misericordia, dar la vida por los demás. Por eso el reino que Jesucristo proclama, es un reino de amor y la misericordia de Dios es casualmente eso, amar al prójimo y amarlo hasta el límite de dar la vida por los ellos. Jesús desde la cruz nos ofrece una vida nueva, hay que morir para volver a nacer, y por esto debemos destruir el hombre viejo para renacer como un hombre nuevo, Cristo en la cruz nos da esta posibilidad de ese reino al que estamos invitados a entrar por medio de la conversión.
 
Por eso, celebrar en este día la Solemnidad de Cristo Rey, nos invita a tomar como ruta el camino que Jesús nos ofrece, que es el camino de la conversión, es el camino que nos lleva a dar testimonio de ese Dios que nos ama y de ese Dios que quiere amar  a los demás a través de nosotros, el Reino de Dios lo debemos de construir todos, esta es nuestra tarea, si bien hoy día celebramos a Jesús Rey del Universo, trabajemos para que Jesús sea realmente el Rey del Universo, que reine en los corazones, que reine en las familias, que reine en la sociedad, y ¿qué es lo que debe reinar?, su amor expresado en el mensaje del Evangelio, ese mensaje de perdón, reconciliación, paz, justicia, fraternidad y solidaridad.
 
Hermano y hermana, que en estos días, ya prácticamente con el Año Jubilar clausurado, quede en tu corazón ese compromiso de ser misericordioso con los demás, como Dios lo es con nosotros. Y por último, en tu oración nunca te olvides de las palabras del buen ladrón, cuando se dirigió a Jesús y le dijo “Acuérdate de mí cuando llegues a tu Reino”, que esta oración la repitamos todos estos días para que el Señor tenga esa misericordia de darnos un lugar en su Reino, un lugar definitivo para reinar en el amor por toda la eternidad.
 
Que Él te colme de muchas bendiciones, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
 
+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo Metropolitano del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8