Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 23 de Abril 2017

II Domingo de Pascua
'Si no veo a Jesús, si no toco sus llagas, sino meto la mano en la abertura de su costado, no creeré'
Hermanos y hermanas que la paz del Señor Resucitado esté con todos y cada uno de ustedes.
 
Celebramos el Segundo Domingo del Tiempo de la Pascua y en este domingo también recordamos la Festividad de la Divina Misericordia. Para todos los devotos de este Cristo vivo y resucitado en la Iglesia, mi saludo cariñoso y fraterno, que en este día pasen unidos a ese Cristo que está irradiando su amor a través de su infinita misericordia.
 
Entramos a la segunda semana del Tiempo de la Pascua ¡todavía nuestro corazón arde de alegría por encontrarnos con Jesús que está vivo!  La Palabra de Dios este domingo nos invita a reflexionar sobre las apariciones del Señor Resucitado, hermosas experiencias que vivieron los discípulos después de la muerte de Jesús. Esos discípulos que se reunían entorno a Jesús, quedaban admirados, no había palabras, era Él vivo y resucitado para ellos y en sus corazones todavía surgían las dudas, la desconfianza y creían ver un fantasma.
 
El pasaje del Evangelio de este domingo, nos presenta esa aparición del Señor y la actitud de uno de sus discípulos, Tomas el incrédulo, quien manifiesta: “Si no veo a Jesús, si no toco sus llagas, sino meto la mano en la abertura de su costado, no creeré”. Este pasaje nos invita a todos nosotros, a una profunda reflexión, Jesús sigue vivo y resucitado en su Iglesia, siempre nos invita a descubrirlo a Él vivo y resucitado, a despertar en nosotros esa fe en su presencia. Él está con nosotros y con su resurrección nace una nueva vida, una nueva sociedad, una nueva humanidad.
 
El mensaje de la resurrección, tiene que ir en el centro del corazón de la misión de la Iglesia y de cada cristiano, pues somos testigos del Señor resucitado, con quien construiremos un mundo nuevo, un mundo en el que reine el amor, la paz y la justicia.
 
Jesús, hoy nos invita a renovar esta confianza, a cambiar y transformar nuestro mundo. Atrás esa sociedad basada en el odio, en la violencia, en el enfrentamiento, sobre todo en la ambición del poder y del tener a ese dios dinero que doblega a las personas y las convierte en esclavos. Cristo Resucitado, nos habla de un mundo nuevo, de un mundo de paz, compartir, alegría, gozo, esperanza, y así todos puedan vivir como buenos hijos de Dios.
 
Hoy, el Señor nos recuerda a todos nosotros, que estamos invitados a reconocer su presencia y a reconstruir su Reino de Amor junto con Jesús Resucitado. Pero también nos presenta el pasaje de Santo Tomas, aquel hombre que necesitaba ver y tocar para creer. Mis hermanos, esta incredulidad no ha desaparecido entre nosotros, pues en la Iglesia también caminamos en medio de tantos incrédulos, la sociedad de hoy muchas veces nos lleva a buscar razones, pruebas y nos exige hasta condiciones para poder creer.¡Hermanos la fe no tiene ese camino! nosotros tenemos que aprender a responder a nuestra fe, estudiando, reflexionando y orando mucho al Señor. Hay incrédulos que acompañan nuestra vida y nos invitan de repente a buscar otros caminos, pues nosotros siempre volvamos a Jesús, sepamos darles razón de nuestra fe a tantos incrédulos; ellos están en tu casa, en tu centro de trabajo, caminando contigo, tú solamente has brillar la luz de tu fe, con tu alegría, con tu esperanza, con tus palabras de consuelo.
 
Hermanos ayudemos a muchos a creer en Jesús, a esos que todavía viven en la oscuridad de la muerte y de repente en la oscuridad de las dudas, tú dales esa respuesta de Jesús resucitado a tantos que no creen en el Señor.
 
Pidiéndole a Jesús que acreciente esa fe que tú necesitas para dar testimonio, les imparto de corazón la bendición del Señor Resucitado. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.
 
+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo Metropolitano del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8