Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 17 de Setiembre 2017

XXIV Domingo del Tiempo Ordinario
'¿Cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano?'

Hermano y hermana, que la paz del Señor habite en vuestros corazones.
 
Unidos por la esperanza seguimos caminando al encuentro del Papa Francisco. Iluminados por la palabra de Dios, seguimos presurosos abriendo nuestro corazón y preparándonos espiritualmente, para nuestro encuentro con el sucesor de Pedro.
 
Hoy, escuchamos las enseñanzas del Evangelio de Mateo, que en su Capítulo XVIII nos da una hermosa lección de fraternidad y del como se construye la Iglesia. La Iglesia es comunidad, no es individualidad; la Iglesia es colectividad conformada por una sociedad de hermanos, una fraternidad. Cristo nos reúne para poder eliminar toda diferencia, distinciones y nos permite entre nosotros establecer relaciones de fraternidad.
 
El domingo pasado vimos esta hermosa escena donde el Señor respondía a nuestras preguntas: “¿Señor y que hacemos si un hermano nuestro se porta mal o está cometiendo un error?”. Él nos daba en aquel pasaje la hermosa lección del amor, ese amor que significa hablar con el hermano y darle una oportunidad.
 
Hoy día, le preguntamos a al Señor: ¿Señor qué hacemos si un hermano me ofende, habla mal de mí, quizás me levanta una calumnia o de repente me mira mal, me tiene envidia, qué hago? ¿Qué hacemos? En este sentido el Señor nos dice que debemos perdonar y hacerlo al estilo de nuestro Padre, quien perdona nuestras ofensas. El Apóstol Pedro, en el Evangelio de hoy, le pregunta a Jesucristo: ¿Cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano?, ¿hasta siete veces? Entonces el Señor le dice: “Pedro No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete”.
 
Este pasaje del Evangelio hermano y hermana, nos invita a una seria reflexión, porque nosotros ponemos limites, nos metemos en nuestros orgullos, en nuestra vanidad, de repente en nuestra autosuficiencia, nos creemos hasta mejores que Dios, y decimos: ¡no, como voy a perdonar lo que esta persona me ha hecho, jamás lo perdonare! y uno mismo se va auto condenando. Hermano y hermana, pensemos en nosotros y en nuestro prójimo. No olvidemos que cada vez que cometemos una ofensa nos acercamos a Dios para decirle: “Señor una vez más perdóname”. El perdón de Dios, no es solo una vez, ni dos, es siempre; es una puerta abierta y un amor que te espera con los brazos abiertos.
 
En esta semana, el Señor nos recomienda que para poder construir fraternidad, tenemos que aprender a perdonar. Tal vez, detrás de esa ofensa, palabra mal dicha, calumnia o actitud negativa de tu hermano contra ti, hay un problema y está reaccionando como una persona que tiene una herida, le duele e inmediatamente reacciona negativamente. Hermano y hermana, comprende, trata de buscar justificación al hermano que te ofende, perdónalo, dale una sonrisa, una oportunidad para poder otra vez mantener los lazos de fraternidad, que ese puente no se rompa, si se rompe por parte de tu hermano, reconstrúyelo, búscalo, háblale.
 
Que diferente sería nuestro mundo, si aprendiéramos nosotros a construir puentes como nos enseña el Papa Francisco y no a levantar muros. ¡Qué lindo sería!, si pudiéramos cada uno de nosotros tener un ambiente de fraternidad.
 
El Señor nos dice, que frente a todo lo que se nos presenta, tenemos que ir siempre con el corazón abierto, la sonrisa en los labios a pesar de que alguien nos ha hecho daño, mantener la serenidad y tener la fortaleza del perdón. Así lo hace Dios crucificado, crucificado te perdona siempre. Por más que hayas caído en lo más bajo y profundo, nunca te sientas excluido del amor de Dios. Haz lo mismo con tu hermano, tu esposo, tu esposa, tus hijos, entre ustedes hermanos, entre ustedes amigos y amigas, aprendan a construir puentes de fraternidad y a no levantar muros de indiferencia, la indiferencia mata, pero la fraternidad construye.
 
Que Cristo te bendiga y te ayude a seguir en la construcción de una Iglesia de fraternidad, a la espera del Papa Francisco.
 
Que Él derrame bendiciones a ti y a tu familia.
 
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
 
+Richard Daniel Alarcón Urrutia

Arzobispo Metropolitano del Cusco
 
 


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8