Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 20 de Mayo 2018

Domingo de Pentecostés
''


Muy queridos amigos y amigas, nos unimos a la alegría de toda la Iglesia que celebra hoy la fiesta de Pentecostés. Cincuenta días después de la Pascua, llegó el Espíritu Santo sobre los apóstoles que estaban reunidos junto a María, esperando que se cumpliera la promesa que había hecho Jesús: “cuando yo vaya con mi Padre, les enviaré el Espíritu Santo consolador”, esa es la alegría que vive hoy la Iglesia, porque celebramos al Espíritu Santo, la tercera persona de la Santísima Trinidad.
 
Todos creemos que nuestro Dios está formado por una comunidad de personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, ese Espíritu Santo es enviado por Jesucristo para que su Iglesia, su nuevo pueblo, tenga la fuerza de Dios para emprender la gran misión de evangelizar, de anunciar a Jesús, de crear el Reino de Dios y de expandir la salvación de Dios sobre todos los hombres. Entonces, los apóstoles recibieron al Espíritu Santo y comprendieron esa tercera persona de la Santísima Trinidad cuando sintieron, en su mente y en su corazón, la luz que les iluminó y la fuerza que les dio en el corazón, los labios se abrieron, las puertas se abrieron y los apóstoles salieron a la plaza a predicar a Jesús, ese es el hermoso misterio: la tercera persona de la Santísima Trinidad, la fuerza del amor de Dios en el corazón de los discípulos del Señor.
 
Esta Festividad de Pentecostés nos abre al misterio de la presencia del Espíritu Santo en la Iglesia, porque la Iglesia recibió al Espíritu Santo y desde ese día, ese Espíritu ha conducido a todos los discípulos del Señor, desde el Papa, los Obispos, los sacerdotes, hasta los misioneros y las misioneras, todos han llevado el mensaje de Jesús a todos los rincones del mundo,  anunciando el mensaje del Evangelio.
 
El Espíritu Santo actúa en la Iglesia y le da el impulso y la fuerza misionera, pero también está en cada uno de nosotros, lo recibimos en el momento del Bautismo, cuando el sacerdote impone su mano sobre la cabeza del bautizado se siembra en el corazón la presencia del Espíritu y el cristiano se convierte en Templo del Espíritu Santo, que va generando la fe en el cristiano hasta el momento de la Confirmación, en el que este Espíritu se convierte en la fuerza de los Dones del Espíritu Santo y el confirmado sale a la mision a dar testimonio de Jesús en la sociedad. El Espíritu Santo está vivo en cada uno de nosotros, espera que tú le abras las puertas de tu corazón y lo dejes ahí.
 
Por eso hermano, hermana, en estos días después de Pentecostés, es importante que reflexiones, tú has recibido el Espíritu Santo y eres el responsable de que actúe en tu vida, cuando estés desanimado, cuando sientas dudas o desesperación, invoca al Espíritu Santo y recibirás su luz y su fuerza, recibirás sabiduría, entendimiento, fuerza de voluntad, todos los dones del Espíritu Santo van a llegar en ese momento para responder ante tus necesidades o preocupaciones. Cuando en tu vida tengas grandes tentaciones, que quizá te quieran apartar del camino, acude al Espíritu Santo, que te de la claridad para saber qué camino escoger y tomes una correcta decisión. Que ese Espíritu Santo esté también en tu familia, pues a veces nos agobian los problemas de la casa o de la familia, invoca al Espíritu Santo para que te de sabiduría: ¡ven Espíritu Santo, ilumínanos, ayúdanos, fortalécenos! , ten por seguro que ese Espíritu se hará presente en el momento en que tú lo invoques.
 
Es importante que en este domingo de Pentecostés, afiances tu fe en la presencia y en la acción del Espíritu Santo, en la necesidad que tienes de contar con ese Espíritu para que desarrolles tu misión como buen cristiano, como un buen padre o madre de familia, como un buen hijo o hija, como un buen trabajador, como un buen servidor de tus hermanos, ya sea en el lugar donde desempeñas tus labores o en la Iglesia.
 
Que el Espíritu Santo les acompañe, les fortalezca y les bendiga en esta semana.  En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
 
+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo Metropolitano del Cusco
 


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8