Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 5 de Agosto 2018

XVIII Domingo del Tiempo Ordinario
''


Muy queridos hermanos y hermanas, que Jesucristo, el verdadero Pan de Vida, sacie sus corazones para la vida eterna.
 
Esta semana seguimos recorriendo el camino de ser seguidores de Jesús, aprendiendo la lección que Él nos da acerca del Misterio de la Eucaristía. Él desarrolló todo un discurso, presentándose ante los demás como el Pan de la Vida, pues Él es el Pan enviado por el Padre para satisfacer el hambre espiritual de su pueblo; frente a este mensaje de Jesucristo hubo diversas reacciones, eso es lo que nos pretende enseñar la Palabra de Dios de estos domingos.
 
¿Cómo reacciona la gente cuando Jesucristo se presenta como el Pan de la Vida?,  algunos de manera equivocada, entienden que Jesucristo llegó para solucionarles sus problemas de orden material, pues tenían hambre y, de un momento a otro, el Señor sació su necesidad. Esas personas creyeron que Jesús era alguien que iba a solucionar todos sus problemas y que ya no tendrían que trabajar ni esforzarse, porque el Señor les iba a proveer de todo. Por eso, cuando Jesús termina ese discurso y el milagro de la multiplicación de los panes, siente que la gente lo sigue y camina tras de Él, dándose cuenta de que lo seguían porque tergiversaron el verdadero sentido del Misterio de la Eucaristía.
 
“Ustedes no me buscan a mí porque han encontrado el verdadero sentido de la Eucaristía, sino porque han comido pan hasta saciarse” dice el Señor,  llamándoles también la atención: “busquen el verdadero sentido de la Eucaristía, que es tener fe y poner su confianza en Dios, aprovechen este Misterio para compartir solidariamente con lo hermanos”; ésa es la obra que Dios quiere a través del Misterio Eucarístico: alimentarnos del amor de Dios para compartirlo con los demás. Jesucristo es el Pan Vivo bajado del Cielo para dar vida al mundo con su amor, la Eucaristía está íntimamente ligada al amor y eso es difícil de entender.
 
En estos tiempos, estamos también tentados a cambiar el verdadero sentido de la Eucaristía. Cuántas veces asistimos a la misa, nos alimentamos de la Palabra de Dios, recibimos el Cuerpo de Cristo, y aún así nuestra vida ordinaria sigue siendo la misma, seguimos teniendo los mismos problemas en la familia y en la sociedad. Hermanos, el Pan de Vida que Cristo nos da es para la vida del mundo, y ¿cuándo se convierte el Pan de Cristo en Vida del Mundo?, cuando damos testimonio de la comunión para compartir y manifestar nuestro amor frente a los demás, perdonando, ayudando, siendo solidarios, compartiendo el amor de Cristo a tantas personas, hablando de Jesús, hablando de su enseñanza, dando testimonio de la vida cristiana; así se complementa el verdadero sentido de la Eucaristía.
 
Cuando solamente cumplimos por obligación y comulgamos por costumbre, no estamos dándole el verdadero sentido a la Eucaristía. Jesucristo quiere ser Pan de Vida para dar vida al mundo, quiere que te alimentes de ese Pan de Cristo para que des vida a tu familia, a tus compañeros de trabajo y a la sociedad que tanto necesita del testimonio de amor de los cristianos, un testimonio de valores realmente centrados en la conciencia, en la moralidad, en la ética y en la responsabilidad.
 
Que esta enseñanza de Jesucristo nos ayude a reflexionar nuestro verdadero sentido de la Eucaristía, que Él nos ayude a tomar conciencia de este verdadero sentido para dar un buen testimonio de quienes, de alguna manera, participamos de la comunión del Pan de la Vida.

Cada vez que te acerques a recibir la Eucaristía, di en tu interior: “Señor, yo voy a recibirte en mi corazón para que, a través de mí, des vida al Mundo”.
 
 Que Él te acompañe y te bendiga a lo largo de esta semana, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.                                                                                                                 
 
+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo Metropolitano del Cusco
 


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8