Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 26 de Agosto 2018

XXI Domingo del Tiempo Ordinario
''

Muy queridos amigos y amigas, que Jesucristo - el verdadero Pan del Cielo - habite siempre en vuestros corazones.
Todos estos domingos hemos reflexionado el mensaje que nos trae el capítulo seis del Evangelio de San Juan, en el que Jesucristo desarrolla un largo discurso dando a conocer el Misterio de la Eucaristía, presentándose como el misterio del Pan de la Vida.

Algunos domingos atrás, comenzamos esta reflexión con el milagro de la multiplicación de los panes, viendo cómo Jesucristo pasó de ese pan material al pan Espiritual, a ser el alimento que Dios Padre entrega a su pueblo para que pueda alimentarse de este Pan venido del Cielo, el que Jesucristo identifica con su propia vida diciendo: “Yo soy el Pan que ha bajado del Cielo”.  Este Pan que Dios nos da en la persona de Jesucristo es, en primer lugar, un Pan de Vida; en segundo lugar, un Pan que da Vida y en tercer lugar, un Pan que comunica vida al mundo; estos son los tres elementos importantes que nos ha hecho recordar Jesucristo en todos estos domingos.

En primer lugar, Jesús es el Pan de Dios para alimentar nuestra vida cristiana en el camino hacia la realización del Reino de Dios, pues somos un pueblo que se alimenta del Pan de Vida que Dios nos regala.  En segundo lugar, cuando Jesucristo nos dijo: “Yo soy el Pan vivo para vivir en cada uno de ustedes”, indica que recibir a Jesús en la comunión es entrar en comunión con Él e incorporarnos a su persona, ser uno solo con Él y tener la vida de Dios en nuestros corazones.  En tercer lugar, Jesús nos dijo que Él es el Pan de Vida para dar vida al mundo, esto quiere decir que la comunión con Jesús no queda solamente en el aspecto personal o en nuestro propio círculo, sino que se comunica y se proyecta para dar vida al mundo. Tengamos siempre presente que el mensaje de Cristo tiene que comunicarse a los demás, el amor de Cristo se comparte con los demás pues para eso recibimos a Jesús.

De igual modo, en su discurso Jesús nos hace una gran promesa, nos dice que al que se alimenta de este Pan - que es el Cuerpo de Cristo - no solamente le va a servir para su camino en la tierra, sino que es un anticipo para seguir viviendo en la otra vida, porque Jesús ofreció a todos sus seguidores la vida eterna: “el que come mi Carne y bebe mi Sangre, tendrá vida eterna”. Hermanos y hermanas, Dios nos da la vida, Dios vive con nosotros y Dios da vida al mundo a través de nosotros, para luego de recorrer el largo camino de nuestra vida, tener vida eterna; ese es el misterio más grande que Jesús nos revela en este capítulo seis.

Aun así, después de todo este discurso, en grupo de seguidores no cree en las Palabras de Jesús, le dicen que sus Palabras son muy difíciles de entender, Jesucristo al darse cuenta les dice: “mis palabras son palabras de espíritu y vida, ustedes no han comprendido y no tratan de entender el mensaje, se quedan solamente en la parte física del discurso”. Por eso, muchos discípulos se van y se alejan de Jesús, dejándolo prácticamente solo, ¿con quién se queda Jesús?, con sus apóstoles. El Señor les pregunta: “¿Ustedes también quieren irse?”, a lo que Pedro responde: “Señor, a quién vamos a ir, Tú tienes palabras de vida eterna”. Pedro había entendido el sentido de las palabras de Jesucristo, el alimento que es la fuerza y la vida que le da realmente sentido al seguidor de Jesús.

Al finalizar este domingo, reconozcamos que Jesucristo, el Pan de Vida, está con nosotros y aceptemos que, en esa hostia, en ese Pan consagrado, está la persona de Jesús con toda su humanidad y toda su divinidad, alimentémonos de ese Pan que es el que nos da vida para dar vida al mundo.

Hermano, que tu respuesta sea la misma respuesta del apóstol Pedro: “Señor, a quién vamos a ir, solo Tú tienes las palabras de vida eterna”, que esa imagen te acompañe todo este tiempo y que renueve tu fe en Cristo Eucaristía.
Que Él te colme de bendiciones, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo Metropolitano del Cusco
 


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8