Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 17 de Maro 2019

II Domingo de Cuaresma
''
Muy queridos hermanos y hermanas que la Misericordia infinita de nuestro buen Dios te acompañe en este Tiempo de Cuaresma para que te reconcilies con Él, con tus hermanos y con la Iglesia. Estamos en el camino del Tiempo de Cuaresma y vamos siguiendo esta ruta hacia la Pascua del Señor, hemos ya celebrado la Primera Semana de este Tiempo y ahora nos proyectamos a la segunda. La Palabra de Dios nos pide Fe, esa que nos lleva a  acompañar a Jesús en el camino de su Pasión, Muerte y Resurrección.

El camino de la Cuaresma tiene una meta, que es la Pascua, todo lo que hacemos durante los cuarenta días es prepararnos para la celebración de la Pascua del Señor; el acontecimiento más grande de nuestra Fe. Lo que hagamos tendrá sentido si nosotros llegamos a celebrar con el triunfo de Jesús con su Resurrección, sobre la Muerte, el pecado y el poder del mal. Es muy importante fijar nuestra mirada y que todo lo que hagamos en Cuaresma sea para compartir la alegría del triunfo de Jesucristo con su Resurrección, con Él empieza un nuevo Tiempo, una nueva humanidad; Él viene a ofrecernos una nueva vida.

Entonces, para poder llegar a la celebración de la Pascua, este camino de Cuaresma nos ayudará a revisar todo nuestro interior, por eso el Evangelista Lucas nos presenta este domingo un detalle muy bonito de esta escena de la Transfiguración, Jesús sube a la montaña acompañado de Juan, Pedro y Santiago, pero  ¿Para qué sube a la montaña? Sube para orar, es decir para ponerse en contacto con su Padre y para comunicarle la tarea y misión que Jesucristo tenía que asumir en su vida.

Esto es muy importante, en esta Segunda Semana de Cuaresma subamos a la montaña con Jesús; en vez de Pedro, Santiago y Juan pon tu nombre y acompaña a Jesús para que hagas una sencilla y sincera oración, para preguntarle a Dios cual es la tarea y  misión; que es lo que Dios a determinado para ti en esta vida, con tu familia, trabajo, sociedad y la Iglesia.

Jesús recibe de su Padre la misión de entregar su vida a través de la Cruz, pero después viene la Resurrección y es por eso que en el pasaje de la transfiguración, Él entra en oración y fruto de ello comienza a cambiar su aspecto, su rostro se volvió luminoso y su vestido blanco. Apareció Moisés y Elías conversando con Él sobre el triunfo de la Resurrección y el amor de Dios sobre el poder del pecado, y como esa Gloria de su Padre se iba a manifestar en Cristo resucitado, en ese momento Jesús sintió el objetivo de todo su camino de la pasión.

Lo que recordaremos ahora en Semana Santa y que siempre nos causa dolor, sufrimiento de ver a Jesucristo entregado por un discípulo suyo en la traición, como lo llevan a un juicio donde lo condenan de una manera equivocada, siendo inocente y como lo maltratan, todos los rasgos sufrientes de Jesús, Él ya lo sabía,  sin embargo lo que le dio fuerza para poder asumir este camino de la Cruz, fue la Resurrección.

 La lección, cuando vemos a Jesucristo brillar su rostro, vestirse de la luz de Dios, es el anticipo del camino de la Cruz que lleva a la Resurrección, su Padre dijo: “Vas a salvar a la humanidad, vas a pasar por este camino doloroso de muerte pero al final vas a triunfar con tu Resurrección” esta alegría y este gozo es lo que los discípulos Pedro, Juan y Santiago lograron contemplar ese día en el monte Tabor. Al final cuando ya termina esta escena, los apóstoles concluyen completamente emocionados y le dicen a Jesús “Que bien se está aquí, cuanto quisiéramos vivir esta alegría para siempre” pero Jesús los despierta y les dice “No, tenemos primero que aprender el camino de la Cruz para llegar a la Resurrección”.

Hermanos y hermanas en esta semana pensemos en nuestra vida, cuando pasamos sufrimientos, momentos difíciles, para todo ello, encontrémosle un sentido, si realmente creemos en Cristo Resucitado, cualquier sufrimiento que tengamos en la vida tendrá un sentido verdadero que nos dará consuelo fortaleza y ánimo.

Que Jesús Transfigurado te ilumine en esta semana y te de esa fuerza y esa Fe para poder superar todas las situaciones negativas que se presentan en tu vida. Que Él te acompañe; en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amen.

+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo Metropolitano del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8