Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 21 de Abril 2019

Domingo de Pascua
'¡Cristo ha resucitado, Aleluya!.'

Muy queridos hermanos y hermanas, unidos a toda la Iglesia Católica, hoy proclamamos con gran alegría: ¡Cristo ha resucitado, Aleluya!.

Comenzamos el Tiempo de la Pascua, preparamos esta celebración a lo largo de la Cuaresma y  celebramos la Semana Santa acompañando a Jesús una vez más en el Misterio de su Pasión y Muerte; finalmente hoy Domingo de Pascua nos unimos a la alegría de todos los cristianos del mundo, porque proclamamos que la tumba donde se enterró Jesús esta vacía, ya no está ahí, ¿Qué ha pasado?, Jesús ha Resucitado y esa es la alegría, la fe y fortaleza que anima y animará siempre a la Iglesia.

Tenemos un Cristo que no fue derrotado, sino venció a la muerte, al pecado y al mal; esto nos da la certeza de que algún día, el bien vencerá sobre el mal, la paz vencerá sobre el odio y la vida vencerá sobre la muerte. ¿Qué significa para nosotros la Resurrección de Jesús?, es el inicio de una nueva vida, Jesús nos trae con su Resurrección una nueva existencia y ahí comienza el Bautismo que ayer en la Vigilia Pascual hemos renovado todos nosotros los bautizados, desde que resucitó Jesús hasta la consumación de los siglos, Él-Resucitado vive en cada cristiano bautizado, y cada cristiano es reflejo de ese Cristo vivo que está en nuestro corazón y la Iglesia, por eso nuestra Iglesia es Pascual.
La Resurrección es el inicio de una nueva humanidad, Él nos ha dejado el encargo de reconstruir su Reino de amor que tiene que extenderse por todos los rincones del mundo y ser permanente hasta llegar  a la construcción del Reino total o definitivo; nuestra tarea de cristianos como representantes de Cristo Resucitado significa implantar el Reino del amor de Dios, por ello esa es nuestra tarea, hacer que Cristo viva a través de nuestra responsabilidad, nuestro trabajo diario y saber sembrar las semillas de la paz, justicia y  fraternidad,  esa es la única forma en la cual podemos nosotros hacer presente a Cristo Resucitado.

 Es importante saber que la Iglesia y todos los Cristianos del mundo tenemos este gran compromiso, por ello el Señor nos envía para hacer presente su Resurrección, esto es tarea de cada Cristiano y hoy necesitamos de esta fe y la esperanza de Cristo Resucitado.

Hermanos, hay mucho dolor, resentimiento, amargura y se va perdiendo la fe y esperanza, viendo cuadros sociales cada vez más trágicos; vemos con gran preocupación las tendencias de nuestra sociedad, como decía San Juan Pablo II: la cultura de la muerte queriendo imponerse en la mente de nuestra sociedad.
Por tal razón, debemos retomar la fuerza de la Resurrección de Cristo y enfrentar a los grandes enemigos, por ello la Resurrección debe ser motivo de alegría, esperanza y fortaleza, que es tarea de cada parroquia u organización que está dentro de la sociedad.

No olvidemos que el Señor nos ha dejado la tarea de ser luzsal y fermento en la sociedad. Que en la Resurrección de Jesucristo se perciban las Palabras hermosas del Evangelio cuando sale Pedro y Juan con la certeza de haber encontrado la tumba vacía y María Magdalena sale presurosa para anunciar que Jesucristo ha Resucitado. Hermanos, que esa sea la misma actitud; anunciemos a todos con un mensaje de esperanza, al que este triste devolvamos la alegría, al dudoso fortalezcamos su fe, al amargado brindemos una sonrisa, no nos dejemos llevar por los aspectos negativos.
Que Jesús Resucitado nos colme de alegría y gozo para compartirle con todos.  Que su bendición te acompañe.
En el nombre de Padre del Hijo y del Espíritu Santo, Amen.
 
+ Richard Daniel Alarcón Urrutia
Arzobispo Metropolitano del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8