Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 24 de Julio 2011

XVII Domingo del Tiempo Ordinario (Mt 13, 44-52)
'“¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si pierde su alma?'

Muy queridos amigos.
Estamos por celebrar las fiestas patrias, ocasión propicia para augurar al nuevo gobierno, aquel que por la voluntad popular gobernará los próximos cinco años, para que busque el bien común. Todos queremos lo mejor para nuestra patria y para eso tenemos que también ayudar, para que los nuevos gobernantes hagan lo mejor posible y sigamos todos los designios de Dios.

El Evangelio de este domingo nos trae dos comparaciones: el Señor nos dice que el Reino de los Cielos se parece a un “tesoro escondido”, y después también nos dirá, que se parece a un mercader de perlas finas que encuentra una “perla de gran valor”. En los dos casos (el tesoro escondido y la perla preciosa) el interesado vende todo lo que tiene y compra el campo donde está el tesoro o vende todo para comprar esa perla de gran valor.

Si nosotros hemos descubierto el mensaje de Cristo y nos damos cuenta que es un verdadero tesoro, todo lo demás de nuestra vida pasará a un segundo plano; nos daremos cuenta de que, lo importante es conseguir el Reino de los Cielos y que si no llegamos al cielo, si no nos salvamos, nada de nada valdrá la pena. Por eso decía el Señor, en otra ocasión: “¿de qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si pierde su alma?”

Todos los triunfos humanos, por muy buenos que sean, no sirven para nada si no nos conducen al cielo. Lo de aquí abajo, lo terrenal, se termina; nuestra esperanza es la vida eterna, es la vida que no tiene fin, es la vida que tiene que ser de bienestar, de posesión de Dios y no la ausencia de Dios, total que es el infierno. Por eso, en esta vida es bueno lo que nos acerca a Dios y es malo lo que nos aleja de Él, así de simple. Por eso, el pecado es aquello que se interpone entre Dios y yo, aquello que me está alejando de Dios. 

Vale la pena darse cuenta de que es importante vender todo lo que tenemos y comprar ese campo, esa perla, conseguir el Reino de los Cielos, eso es lo primero, todo lo demás es secundario. Aquello que no nos sirve para acercarnos a Dios hay que desecharlo, sea lo que sea, por eso dice el Señor: “el que quiera a su padre y a su madre más que a mí, no es digno de mi”.  El Señor te lo está pidiendo,  entonces, hay que saber optar, hay que saber vender todo para poder comprar el campo, para conseguir esa perla de gran valor, para conseguir el Reino de los Cielos.
Vamos a pedir a la  Virgen Santa María, a ella  que tenía total disposición a los planes del Señor, para que nosotros sepamos, también, tener esa aptitud de saber prescindir de lo que haga falta, de aquello que me aleja de Dios y así conseguir el Reino de Dios, que es para siempre.

Queridos amigos que Dios nos bendiga a todos.

+ Juan Antonio Ugarte Pérez
Arzobispo del Cusco  

 

 



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8