Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 28 de Agosto 2011

XXII Domingo del Tiempo Ordinario (Mt 16, 21-27)
'Quienes creemos, sabemos que llegará la justicia divina'

Muy queridos amigos. 
Hoy, seguimos con San Mateo: “El Señor empezó a explicar a sus discípulos que debía ir a Jerusalén, y padecer allí mucho por parte de los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas; que debía ser condenado a muerte y resucitar al tercer día. Pedro lo llevó aparte y se puso a increparlo, diciendo: Dios no lo permita, Señor, eso no sucederá. Pero él, dándose vuelta, dijo a Pedro: ¡Retírate, ve detrás de mi Satanás! Porque me haces tropezar, tú piensas como los hombres y no como Dios. Entonces Jesús dijo a sus discípulos: El que quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida a causa de mí, la encontrará. ¿De qué servirá al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar el hombre a cambio de su vida? Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre, rodeado de sus ángeles, y entonces pagará a cada uno de acuerdo a su conducta”.

            Queridos hermanos, a veces nos indignamos ante la tremenda injusticia que hay en esta vida; las desigualdades tan brutales que hay entre países ricos y pobres, sobre todo en África donde cunde el hambre y la miseria, donde los niños, literalmente, se están muriendo de hambre.

Esa injusticia, a veces queremos resolverla con violencia y eso no debe ser así, porque la violencia trae más violencia, más injusticia, así lo ha demostrado la historia en muchísimas ocasiones.
No olvidemos que hay una justicia divina y que cada uno de nosotros daremos cuenta a Dios en el momento de nuestra muerte, Dios nos da la oportunidad de arrepentirnos y si no sabemos hacerlo, ni pedimos perdón por las injusticias, ofensas y pecados cometidos contra Dios y contra el prójimo, nos podemos condenar para siempre. Eso es un dogma de fe, eso es así aunque no nos guste.
Quienes creemos, sabemos que llegará la justicia divina. Hay que rezar mucho, para que todos sepamos arrepentirnos, corregir nuestros errores, purificar nuestras almas y llegar a la santificación que es lo que pide Dios a todos los cristianos.

Queridos amigos, que Dios nos bendiga a todos.

  + Juan Antonio Ugarte Pérez
  Arzobispo del Cusco
 



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8