Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 23 de Octubre 2011

XXX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (Mt 22, 34-40)
'No hagas a otros lo que no quieres que hagan contigo'

Muy queridos amigos.

Hoy domingo, trigésimo del tiempo ordinario, seguimos con San Mateo. El domingo pasado vimos cómo se habían reunido herodianos con fariseos, para ponerle una trampa al Señor y viendo que los había hecho callar, uno de los  saduceos, que era doctor de la ley, le preguntó para ponerlo en prueba: “Maestro ¿cuál es el mandamiento principal de la ley?”. Jesús le respondió: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu. Éste es el más grande y el primer mandamiento. El segundo es semejante a primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas”.

Todo está contenido en estos dos mandamientos, el doble precepto de la caridad y del amor. La ley de Dios no es algo negativo, por el contrario, “no matarás”, “no mentirás”, “no robarás” y todo lo demás, son consecuencia de algo muy positivo. “Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo” es casi como decir “No hagas a otros lo que no quieres que hagan contigo”, así de simple. Definitivamente, lo bueno siempre es consecuencia del amor; porque el que ama, no hace daño, ni roba, ni fornica, ni miente.

Sin embargo, la gran novedad cristiana no está en este resumen, que además ya lo conocían los maestros de la ley en la época de Jesús; la gran novedad está en lo que cuenta San Lucas y dice que, cuando un maestro de la ley le pregunta: ¿Quién es mi prójimo? el Señor contesta con la parábola del buen samaritano. Es decir, tu prójimo no es solamente el amigo, el vecino, el hermano, el pariente; tu prójimo es, también, quien no te quiera bien, en otras palabras tu enemigo; a ellos también tienes que amarlos y querer el bien para ellos.

Jesús después nos dará un mandamiento nuevo: “Amaos los unos a los otros como yo os he amado”. Y ¿cómo nos amó Jesús?. Hasta la muerte en la Cruz, esa es la novedad. Por eso, tenemos que esforzarnos y hacer examen de conciencia, ¿cómo estoy viviendo ese doble precepto de la caridad?, ¿estoy amando a Dios con todo mi corazón, con toda mi alma?, ¿estoy amando al prójimo como a mí mismo?, o más aún, ¿estoy amando al prójimo como Cristo nos amó?

 Tenemos que acudir mucho a nuestra madre, Santa María: “Madre, ayúdame a intentar a vivir así, a exigirme en el amor, a saber amar a Dios y manifestar ese amor amando al prójimo.

Que Dios le bendiga a todos

 + Juan Antonio Ugarte Pérez
            Arzobispo del Cusco
 



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8