Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 30 de Octubre 2011

XXXI Domingo del Tiempo Ordinario (Mt 23, 1-12)
'Que tu mano derecha no sepa lo que hace tu izquierda'

Muy queridos amigos.

Hoy, en el capítulo 23 de San Mateo,  el Señor empieza a decir algo duro para con los fariseos y les dice a la gente y sus discípulos: “En la cátedra de Moisés, se han sentado los escribas y los  fariseos, hagan todo lo que ellos les digan, pero no hagan lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen. Ellos Atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los demás, pero ellos no están dispuestos a mover un dedo para empujar. Todo lo que hacen es para que los vean la gente: agradan las filacterias y alargan los flecos de sus mantos; les gusta ocupar los primeros puestos en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, que les hagan reverencia por las calles y que la gente los llame “maestros”. Ustedes, en cambio no se hagan llamar “maestro” porque no tienen más que un Maestro y todos ustedes son hermanos. A nadie en el mundo llamen Padre, porque no tienen sino uno, el Padre celestial. No se dejen llamar tampoco consejeros, porque sólo tienen un consejero, que es Cristo. El primero entre ustedes será vuestro servidor, el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido”

Indudablemente, queridos hermanos, los sacerdotes, ni qué decir de los obispos, tienen que meditar mucho este mensaje, esta advertencia del Señor, y todos nosotros, no solamente ellos, pues todos podemos intentar hacer nuestras cosas para que nos vean los demás. El Señor nos dice, que cuando das limosna, que tu mano derecha no sepa lo que hace tu izquierda; cuando hagas oración, no lo hagas así de pie, delante de todo el mundo, para que lo vean; cuando hagas ayuno, no eches ceniza y pones cara triste; pues, de seguro que ya tuviste recompensa.
Hay que actuar, con cara a Dios, nos vean o no nos vean. Y eso, puede ser un detalle bien concreto para ver si estamos actuando con rectitud de intención. Cuando no me ven ¿hago oración con la misma intensidad que cuando me ven?. Alguna vez, cuando daba meditación a jóvenes universitarios les decía: Cuando das limosna y vas acompañado de la chica ¿das más?, suena curioso no?, pero puede ser una medida. Es decir, si te ven ¿haces más que cuando no te ven?  Y, ¿Porqué?. Has un examen de conciencia, eso cada uno lo tiene que ver, nadie puede penetrar en los pensamiento y los deseos del otro. Cada uno tiene que ser sincero consigo mismo y con Dios.

Vamos a pedir a nuestra madre Santa María, Madre mía, ayúdame a descubrir la autenticidad de mi vida y actuar en consecuencia. Yo tengo que actuar de la misma manera, ante Dios, me vean los demás o no. Lo importante es que Dios me está viendo siempre, también cuando estoy solo y  cuando nadie me ve. Si yo actúo así, si yo tengo esa presencia de Dios, actuaré siempre de la misma manera, para agradar siempre, en la medida de lo posible, para agradar a Dios.

Queridos amigos que Dios nos bendiga a todos.

+ Juan Antonio Ugarte Pérez
       Arzobispo del Cusco



 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8