Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 5 de Febrero 2012

V DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (Mc 1, 29-39)
'Conversar con el Señor, con confianza; hay que conversar como cuando conversas con un amigo'
Muy queridos amigos.

Estamos ya en el segundo mes del año Jubilar y continuamos con el Evangelio de San Marcos. “Jesús fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron de inmediato. Él se acercó, la tomó de la mano y la hizo levantar. Entonces ella no tuvo más fiebre y se puso a servirlos. Al atardecer, después de ponerse el sol, le llevaron a todos los enfermos y endemoniados, y la ciudad entera se reunió delante de la puerta. Jesús sanó a muchos enfermos, que sufrían de diversos males, y expulsó a muchos demonios; pero a éstos no los dejaba hablar, porque sabían quién era Él. Por la mañana, antes que amaneciera, Jesús se levantó, salió y fue a un lugar desierto; allí estuvo orando, Simón salió a buscarlo con sus compañeros, y cuando lo encontraron, le dijeron: todos te andan buscando. Él respondió: vayamos a otra parte a predicar también en las poblaciones vecinas, porque para eso he salido. Y fue por toda la Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando demonios”.

En este evangelio, vemos cómo nuestro Señor buscaba espacios tranquilos y solitarios para orar, para conversar con el Padre, de tú a tú. Así, nosotros también debemos darnos esos espacios, por lo importante que es hacer oración. Conversar con el Señor, como estamos conversando ahora, con confianza; no hacen falta discursos, hay que conversar como cuando conversas con un amigo, con tu papá, tu mamá, así tenemos que conversar con Jesús, con la Virgen, con los Apóstoles, con nuestro Padre Dios, con el “Espíritu Santo” que es llamado el gran desconocido, pero sin embargo es quien está más cerca de nosotros. Dice San Pablo, en una de sus cartas: “los que se dejan llevar por el espíritu de Dios, esos, son hijos de Dios.

Vamos a pedir a nuestra madre Santa María y San José, a ellos que estaban constantemente conversando con Jesús, que nos enseñen a hacer oración, a acudir en todo momento a nuestro Padre, a tener necesidad de ese encuentro personal con Cristo.
Queridos amigos, que Dios nos bendiga a todos.

                                                                  + Juan Antonio Ugarte Pérez
                                                                              Arzobispo del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8