Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 13 de Mayo 2012

VI Domingo de Pascua - Nuestra Señora de Fátima
'La desconfianza en nosotros mismos se transforma en confianza en Dios'
Muy queridos amigos.

Hoy recordamos la fiesta de la Virgen de Fátima, segundo domingo de mayo, Día de la Madre; bonita coincidencia que nos invita a saludar a todas las madres del mundo, principales transmisoras de los valores familiares y cristianos, personajes importantes en la evangelización. En esta fecha, recordamos también el 31º aniversario del atentado que sufrió Juan Pablo II en el Vaticano; cuando un terrorista turco le disparó e hirió; acontecimiento del cual Juan Pablo II dijo: “fue la Virgen de Fátima quien desvió la bala”, esa bala que ahora está puesta en su corona.

Después de muchos años de estudios e investigaciones, la Iglesia ha reconocido que efectivamente la Virgen se apareció a aquellos tres pastorcitos. Cuando hablamos de apariciones de la Virgen, reconocidas por la Iglesia, nos daremos cuenta que todas se han dado a personas muy humildes, aspecto que nos produce asombro, pero a la vez,  nos llena de alegría y confianza.

A veces podemos sentir que el Señor nos pide algo más de lo que podemos dar, y es que, efectivamente, todo está por encima de nuestras fuerzas. El domingo pasado, leíamos el evangelio de San Juan y el Señor nos decía: “sin mí no podéis hacer nada”, porque es así; pero al  mismo tiempo, nos tenemos que llenar de confianza, porque también el Señor nos a dicho, por boca de San Pablo: “fiel es Dios, que no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que pueden soportar, sino que con la tentación proveerá también la vía de escape, a fin de que puedan resistirla”(1 Corintios 10:13).

Dios, no va a poner ninguna carga sobre nuestros hombros que no podamos soportar, porque con esa carga también nos dará la fuerza. Por lo tanto, hay que tener confianza en el Señor y desconfiar de nosotros mismos, pues está bien dicho: “solos no podemos hacer nada”; esa desconfianza en nosotros mismos se transforma en confianza en Dios, porque con él todo lo podemos.

Queridos amigos, vamos a pedir mucha ayuda a la Virgen de Fátima, a nuestra Madre Santa María, que se apareció a los tres pastorcitos, para que sepamos tener siempre mucha confianza en el Señor.
Queridos amigos, que Dios nos bendiga a todos.
 
                                   + Juan Antonio Ugarte Pérez
                                            Arzobispo del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8