Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 10 de Junio 2012

Solemnidad del Corpus Christi (Mc 14, 12-16. 22-26)
'El pan que yo les voy a dar es mi carne…'

Muy queridos amigos.  

            El pasado jueves hemos vivido la Fiesta del Corpus Christi, la fiesta del cuerpo y sangre del Señor, como solo se celebra en el Cusco, de una manera maravillosa. En muchos sitios de la Iglesia Universal, si el jueves es día laborable, la Iglesia traslada la fiesta del Corpus Christi al domingo, por eso, hoy en muchos lugares están celebrando esta fiesta, ese milagro de amor de Jesús que al partir a la casa del Padre ha querido quedarse con nosotros y enviarnos al Espíritu Santo; quedarse con nosotros en forma de pan, esa “Reserva del Señor en el Sagrario” que los fieles, como manifestación de amor y de cariño, le tributan culto.

            Nosotros creemos, nuestra fe nos dice claramente que Él está presente verdadera, real y sustancialmente, con su cuerpo, con su alma, con  su sangre y su divinidad. Cristo está presente cuando dos o tres se reúnen en su nombre, así como en la Sagrada Escritura y en los Sacramentos. Cristo está presente en muchas maneras, pero, la presencia de Cristo en la Eucaristía es muy especial y nosotros creemos que él está allí física y sacramentalmente.

            Cuando Jesús promete la Eucaristía y les dice a los judíos: “El pan que yo les voy a dar es mi carne…”  provoca escándalo en ellos, porque entendían el mensaje literalmente: “comer su carne” y Jesús no sale a explicarles, sino por el contrario, insiste: “En verdad les digo que si no comen la carne del Hijo del Hombre y no beben su sangre, no tendrán vida en ustedes”. Eso colmó a los discípulos que dijeron: “Duras son estas palabras ¿quién podrá soportarlas?”, y desde entonces dice San Juan: “muchos ya no lo seguían”,  Frente a esto, Jesús va donde los apóstoles y les dice: “¿Ustedes también me quieren dejar?” Y san Pedro contesta, en nombre de todos: “y a dónde vamos a ir Señor, si tú tienes Palabras de vida eterna y nosotros creemos que tú eres el Cristo, el enviado de Dios”. Esa, es nuestra fe.

            Como suele decirse en el Sacramento de la Confirmación, después de la renovación de las promesas del Bautismo: “Esta es nuestra fe, esta es la fe de la Iglesia que nos gloriamos de profesar en Cristo Jesús”. Cristo está presente verdadera, real y sustancialmente, con su cuerpo, con su sangre, con su alma y su divinidad. Vamos a pedir a nuestra Madre, la Virgen María, que nos ayude a crecer en nuestra fe, para aceptar y creer que cuando comulgamos, estamos recibiendo el cuerpo del Señor.

            Queridos amigos que Dios nos bendiga a todos.

+ Juan Antonio Ugarte Pérez
Arzobispo del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8