Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
Palabras del Pastor
Cusco 22 de Julio 2012

XVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (Mc 6, 30-34)
'Así como tenemos que saber descansar, debemos saber trabajar '
Muy queridos amigos.

Este domingo el evangelio es muy cortito, por lo tanto, vamos a leerlo entero: “Reunidos los apóstoles con Jesús le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: Vengan ustedes solos a un lugar desierto, para descansar un poco. Porque era tanta la gente que iba y venía, que no tenían tiempo ni para comer. Entonces se fueron solos en la barca a un lugar desierto. Al verlos partir, muchos lo reconocieron, y de todas las ciudades acudieron a aquel lugar y llegaron antes que ellos. Al desembarcar, Jesús vio una gran muchedumbre y se compadeció de ella, porque eran como ovejas sin pastor, y estuvo enseñándoles largo rato”.
            “Vengan ustedes solos a un lugar apartado y descansen un poco”. Porque eran muchos los que iban y venían, que no tenían tiempo ni siquiera para comer”.
Fíjense, cómo San Marcos, en dos líneas dijo un montón. Inicialmente, con un estilo telegráfico, como que comprime tanto y no entendemos lo que quiere decir, pero de pronto abre unos paréntesis y hace un comentario que termina diciendo muchísimo en tan poco espacio.   En una línea dijo lo mucho que trabajaba el Señor y sus apóstoles y cómo Él quiere que descansen un poco, por eso los apóstoles se van solos, se apartan de la muchedumbre.

Todos necesitamos del descanso y hay que saber descansar. A mí me encanta, por ejemplo, ver cuando salgo los fines de semana a visitar algunas parroquias, a mucha gente que está por las alturas de Sacsayhuaman, jugando, descansando, almorzando juntos, en restaurantes y en lugares preciosos. La gente se va a descansar sanamente y eso es muy bueno.

El Señor también tenía esos detalles para con sus apóstoles, por eso ellos se marcharon solos en la barca a un lugar apartado. Al desembarcar, vio Jesús una gran multitud y se llenó de compasión, porque estaban como ovejas sin pastor y se puso a enseñarles muchas cosas. Yo me imagino que Jesús estaba con la ilusión de descansar, de estar a solas con sus apóstoles, todo un plan familiar y de pronto ve la muchedumbre y dijo a sus apóstoles: ¡muchachos, lo siento, el descanso lo dejamos para otra oportunidad! y se entrega a la muchedumbre.

Hermanos, tenemos que aprender a descubrir a Cristo hombre, meternos a las escenas del evangelio para entender un poco mejor, porque ese es nuestro camino. Así como tenemos que saber descansar, debemos saber trabajar y a veces sucede que el descanso tiene que esperar para poder ofrecer nuestro trabajo a Dios como hace Cristo. Descubrir ese corazón de Cristo que se entrega a los hombres hasta la muerte en la Cruz. Ese camino de entrega, de sufrimiento, es el que tenemos que seguir para encontrarnos con Cristo en la gloria de la resurrección.

Vamos a pedir a nuestra Madre Santa María, ayúdame a entender mejor ese corazón de Cristo, para que yo aprenda a amar como él. Queridos hermanos que Dios nos bendiga a todos.

+ Juan Antonio Ugarte Pérez
Arzobispo del Cusco


 
 
:: Noticias
:: Católico al Día
:: Calendario
     
 
 
   

© Copyright 2011. Todos los derechos reservados.
 Web: www.arzobispadodelcusco.org Correo:riial@arzobispadodelcusco.org Teléfono: +5184 225211
Resolución Minima 1024 x 768 IE8